CIUDAD › EL JUEZ FERTITTA DETERMINO QUE VAYAN A JUICIO ORAL 25 IMPUTADOS DE LOS MONOS

Un banquillo de acusados muy largo

El magistrado decidió que la causa por el asesinato de Diego Demarre que tiene tres imputados se juzgue con la de asociación ilícita. Arguyó "economía procesal",
ya que hay "identidades y evidencias en común" en la banda narcocriminal.

 Por Lorena Panzerini

Con 25 imputados en el banquillo, las causas de asociación ilícita contra la banda de Los Monos y la del homicidio de Diego Demarre se resolverán en un mismo juicio oral y público. La acumulación fue resuelta ayer por el juez de Sentencia Edgardo Fertitta, luego de analizar los pedidos de los acusados, ya que tres de ellos aparecen involucrados en los dos expedientes. "Por razones de conexidad y economía procesal ambos procesos deben tramitar conjuntamente y bajo la misma modalidad", dijo el magistrado en su fallo, ya que hay "identidades y evidencias en común", en las dos causas. Ariel "Guille" Cantero llegará acusado como jefe de la asociación ilícita y como autor material del crimen de Demarre, perpetrado en mayo de 2013, en presunta venganza del asesinato de su hermano Claudio "Pájaro" Cantero, en la puerta del boliche de Demarre. También Emanuel Chamorro y Leandro Vilches están involucrados en las dos causas: como miembros de la asociación ilícita y como partícipes secundarios del homicidio. Los otros acusados serán juzgados por diferentes participaciones en la asociación ilícita. La mitad son policías.

La causa de asociación ilícita al clan liderado por la familia Cantero comenzó a investigarse en 2012, con la muerte de Martín "Fantasma" Paz. El expediente estuvo a cargo del juez Juan Carlos Vienna, quien procesó a 36 personas, entre los que había varios policías. De ese total, once ya cerraron juicios abreviados a penas no mayores a tres años de prisión; pero esa posibilidad se frustró para tres de sus integrantes. Sucede que Guille, Chamorro y Vilches aparecían también involucrados en la causa por la muerte de Demarre. La caída de ese abreviado tuvo que ver con un cambio en la acusación de Guille, que fue procesado como autor del crimen por la jueza Alejandra Rodenas, pero a la hora de cerrar el acuerdo con la defensa de los imputados los fiscales Gonzalo Fernández Buzzi y sus superiores Cristina Rubiolo (jubilada) y Guillermo Camporini modificaron esa calificación a partícipe secundario, por lo que se pretendía condenar a Guille a 9 años de cárcel, lo que generó críticas al Poder Judicial.

Ese acuerdo fue anulado por los jueces Fertitta, José Luis Mascali y Julio Kesuani, quienes no encontraron explicaciones para ese cambio de acusación. Así, la defensa de los imputados y los fiscales apelaron la nulidad del abreviado de estos tres imputados y el camarista Daniel Acosta confirmó la decisión. Tras ello, los defensores recurrieron a la Corte Suprema de Santa Fe con un recurso de inconstitucionalidad que aún no fue resuelto.

Mientras tanto, en los últimos meses avanzó la discusión en torno a si el juicio sería oral o escrito, ya que los delitos fueron cometido en el marco del antiguo sistema penal, cuando no era obligatorio el juicio oral.

Así, los dos expedientes terminaron en manos de diferentes fiscales: Luis Schiappapietra quedó con la causa Demarre y Fernández Buzzi tomó el expediente de asociación ilícita. El juez Fertitta resolvió ayer que las dos causas lleguen a juicio oral y público, no solo porque "la oralidad es el sistema escogido por la mayoría de las convenciones para garantizar la efectividad de los derechos humanos"; sino también por el "alto impacto en el tejido social", que tuvo la causa.

Según la hipótesis judicial, el mediodía posterior al crimen del Pájaro, el 26 de mayo de 2013, Demarre fue a declarar por ser dueño del bolivhe de Villa Gobernador Gálvez, donde ocurrió el crimen. Cuando salió de Tribunales lo estaban esperando. Tras seguirlo, lo emboscaron en la puerta de su casa de bulevar Segui y Maipú. Esa acusación coloca a Guille como el tirador y a Andrés Fernández al volante del auto (acusado como partícipe necesario). Chamorro y Vilches dieron datos de los pasos de la víctima en la previa del homicidio.

Ese hecho fue el que detonó las detenciones de los integrantes de la banda, que ya eran investigados por Vienna. Si bien hubo más de treinta detenciones y allanamientos, Ramón "Monchi" Machuca --hermano adoptivo de los Cantero-- sigue prófugo, al igual que otro integrante conocido como el "Gordo" Mariano Salomón. Los principales acusados tienen además una causa en la Justicia Federal por continuar desde la cárcel con las actividades de narcotráfico.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Edgardo Fertitta decidió que haya juicio oral por el impacto social de la causa.
Imagen: Gentileza El Ciudadano
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.