CIUDAD › EL 31 DE JULIO ACINDAR CIERRA UN TURNO DE LA PLANTA DE ROSARIO

La incertidumbre laboral

La planta Navarro de Acindar cuenta con 200 fuentes de trabajo activas, pero la empresa anunció que a partir del 31 de julio la producción se reducirá a dos turnos, proponiendo retiros voluntarios que el gremio metalúrgico objeta.

 Por Claudio Socolsky

Directivos de la empresa Acindar mantuvieron ayer una reunión con la intendenta Mónica Fein, el ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini, el secretario de la Producción, Ignacio del Vecchio, el titular de la UOM, Antonio Donello, y la comisión interna de la planta rosarina Navarro, en el marco de la mesa de trabajo gestionada por los concejales Eduardo Toniolli (PJ) y Martín Rosúa (UCR) para evitar el cierre de un turno. Pero los resultados no fueron los esperados, ya que los empresarios no presentaron ningún plan para la planta de zona oeste, salvo que el 31 de julio cerrarán el turno. "Lejos de alejar el fantasma del cierre definitivo de la planta, el discurso que desplegaron parece confirmarlo", afirmó Toniolli. La situación de los trabajadores metalúrgicos de Rosario y la región, expuesta semanas atrás por el Observatorio Laboral de la UOM, ante a la apertura de importaciones y los tarifazos energéticos, sigue complicada. Hoy, por caso, se acordará en la sede local de la cartera laboral la suspensión por tres meses de 300 empleados de la empresa Gafa (ver aparte).

La planta Navarro de Acindar cuenta con 200 fuentes de trabajo activas, pero la empresa anunció que a partir del 31 de julio la producción se reducirá a dos turnos, proponiendo retiros voluntarios que el gremio objeta. Un turno representa a unos 30 trabajadores, de los cuales 11 ya adhirieron al retiro voluntario. Desde la UOM quieren saber qué pasará con el resto de los trabajadores, ya que sospechan que detrás de esa jugada se esconde el objetivo de cerrar definitivamente la planta a fin de año.

En el encuentro realizado ayer en el Palacio de los Leones, de la que participó además el director ejecutivo de la Cámara Argentina del Acero, Carlos Vaccaro, quien trabajó durante más de 20 años en Acindar, los representantes de la empresa no lograron despejar las dudas sobre el futuro de la planta, aumentando la incertidumbre por el mantenimiento de las fuentes laborales en un contexto complejo para los metalúrgicos.

"Dan un mensaje muy ambiguo, negaron que van a cerrar la planta pero no dijeron que la van a tener abierta", consideró el abogado de la UOM, Pablo Cerra, que participó de la reunión. "No pudieron, o no quisieron, explicitar un plan para la planta de Rosario, más allá del cierre de un turno de acá a un mes", dijo el concejal Toniolli. La intendenta Fein les pidió a los directivos de Acindar "con carácter de urgencia" un plan de trabajo de esa planta, pero no obtuvo una respuesta.

Fein, que por la mañana mantuvo un encuentro con los representantes de la Asociación Empresaria Hotelera, Gastronómica y Afines de Rosario (Ahegar), señaló al término de las reuniones: "Desde el municipio nos comprometimos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para cuidar los puestos de trabajo".

Lo concreto es que el próximo viernes habrá una reunión en el Ministerio de Trabajo, donde la UOM pedirá por escrito el plan de la planta Navarro.

Compartir: 

Twitter
 

Fein se reunió con empresarios y gremialistas de la UOM.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.