SANTA FE › LIFSCHITZ ADVIRTIó SOBRE LA CAíDA DEL EMPLEO EN LA PROVINCIA

"Estamos preocupados y con mucha presión"

El gobernador volvió a marcar distancia con Macri: criticó el veto a la ley antidespidos porque "no respeta la voluntad mayoritaria del Congreso" y coincidió con la advertencia de la Iglesia sobre la "fragilidad laboral" que afecta trabajadores.

Desde Santa Fe

Miguel Lifschitz encendió ayer una luz amarilla sobre la caída del empleo en la provincia por el ajuste neoliberal de Mauricio Macri. "No hay que llevar alarma -dijo en referencia a la luz roja-, pero debemos estar atentos. Hay preocupación, porque también hay señales de la economía y de las empresas que son preocupantes", planteó. El gobernador volvió a marcar distancia con Macri, criticó el veto a la ley antidespidos porque "no respeta la voluntad mayoritaria del Congreso", coincidió con la advertencia de la Iglesia sobre la "fragilidad laboral" que afecta a miles de trabajadores en el país, y dejó pasar una chicana del ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, quien -en el cruce público por las dificultades de SanCor- lo acusó de "estar más cómodo con el kirchnerismo". "Acá el tema es cómo damos respuestas concretas a los problemas". "Nosotros tratamos de no perder puestos de trabajo y que todas las empresas, desde la más grande como Sancor hasta la más pequeña, no se nos caigan en el camino", le respondió a Buryaile y a su jefe.

Lifschitz habló ayer en una ronda de cronistas en la Casa Gris. Y coincidió con la advertencia de la Pastoral Social. "Preocupan la fragilidad de la condición laboral de miles de argentinos y las situaciones de precarización laboral en que están inmersos buena parte de los trabajadores, que no tienen acceso a sus derechos sociales ni protección del Estado y que son señales de alerta que no se pueden desoír", dice el documento que se conoció el fin de semana.

"Hay que estar atentos, como dicen los obispos", dijo el gobernador. "No tenemos datos precisos o que nos indiquen una ola de despidos. Es más, el índice de empleo registrado del primer trimestre es levemente superior al del primer trimestre del año pasado. Pero a pesar de esto, evidentemente, hay preocupación. Es probable, que en el sector precario del trabajador eventual, del cuentapropista que no está registrado, que no aparece" en las estadísticas "haya un mayor nivel de desempleo en estos últimos meses o semanas. Creo que no hay que llevar alarma, pero hay que estar atentos. Hay preocupación, porque también hay señales de la economía y de las empresas que son preocupantes", reveló.

Cuando le preguntaron por el veto de Macri a la ley antidespidos, Lifschitz lo criticó porque "desconoce la opinión mayoritaria del Congreso". Aceptó que se trata de "una facultad constitucional" y "legítima" del jefe de la Casa Rosada, pero muestra que "hay dos miradas distintas sobre cómo resolver el problema del empleo y cómo garantizar que durante estos meses de ajuste económico no haya pérdidas de los puestos de trabajo".

En ese mismo tono, Lifschitz dejó pasar una chicana de Buryaile, quien un cruce mediático con el ministro de la Producción, Luis Contigiani por los problemas de Sancor, acusó: "Quizás el gobierno de Santa Fe se sienta más cómodo con el kirchnerismo". "No sé a qué se refiere Ricardo, tenemos un buen diálogo con él. Pero el tema es cómo damos respuestas concretas a los problemas", le contestó.

"Acá, nadie quiere confrontar. Simplemente, estamos todos preocupados y con mucha presión porque en cada reunión de productores o con sectores empresarios o comerciales, uno se carga de mucha demanda, muchas angustias, muchas necesidades". "Y lógicamente, todos tratamos de buscar caminos alternativos para no perder puestos de trabajo y para tratar de que todas las empresas, desde la más grande como SanCor hasta las más pequeñitas con dos, tres, o cuatro empleados, no se no caigan en el camino", explicó el gobernador.

Ya el ministro de Gobierno Pablo Farías había criticado el veto de Macri a la ley antidespidos. Era una "herramienta importante para tratar de preservar el empleo" porque "en Santa Fe y en Rosario hay empresas que están en una situación delicada", afirmó. "Nos preocupa que el veto puede encubrir una situación", que Macri "no acuse recibo de lo que nosotros vemos y palpamos día a día en las empresas de Santa Fe", las dificultades que tienen las empresas y puso como ejemplo a Sancor.

Compartir: 

Twitter
 

Lifschitz habló ayer en una ronda de cronistas en la Casa Gris.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.