CIUDAD › DESECHó QUE PIENSE EN REPLICAR LA IDEA DE UN BONO EN SANTA FE

El gobernador marcó la cancha

"Nosotros no lo tenemos previsto, ni presupuestado", dijo el mandatario al ser consultado sobre lo dicho por Prat-Gay de otorgar un plus extra salarial de fin de año. Referentes gremiales explicitaron su preocupación por la negativa de Lifschitz.

Cuando el gobernador Miguel Lifschitz descartó de plano ayer la posibilidad de desembolsar una partida extra para pagarle a los trabajadores de la administración provincial un bono de fin de año como rueda de auxilio salarial, se anticipó un frente de conflicto con los distintos sindicatos estatales. O tal vez, marcó la cancha para la reunión prevista para hoy con todos ellos. En mayor o menor medida, estatales, docentes, municipales y otros sectores del Estado esperan volver a discutir salarios ante el deterioro que experimentó el poder adquisitivo a lo largo del año. El mandatario dijo que la inflación de estos meses no superó el aumento salarial acordado en marzo pasado.

La mención vino a cuento de lo que sugirió el ministro de Hacienda de la Nación, Alfonso Prat-Gay, cuando propuso otorgar un plus extra salarial de fin de año para los sueldos más bajos, en lo que pareció un puente para evitar el paro nacional promovido por la CGT. Lifschitz, que ayer presentó el proyecto de Presupuesto 2017 junto a su ministro de Economía, Gonzalo Saglione, desechó que piense en replicar esa idea en Santa Fe.

"Nos sorprendió la afirmación del ministro porque es contradictoria con lo que planteaba el gobierno. Nosotros no lo tenemos previsto, ni presupuestado, ni calculado en nuestro esquema de gastos, ni tampoco en el acuerdo paritario", cerró el socialista. Y abrió un resquicio leve a continuación: "De todas formas, veremos cuál es la propuesta del gobierno nacional y en qué medida tiene consenso con los gobernadores para tener un criterio común". Y si así sucediera, estimó que Saglione tendrá que salir a tomar deuda para costear ese bono.

Consultados algunos referentes gremiales sobre la posición expuesta por el gobernador, explicitaron su preocupación. La secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, indicó: "Nosotros venimos planteando no un bono sino la discusión en paritaria y mesa de diálogo para recomponer el salario. Que el gobernador diga esto nos preocupa porque la afectación al salario es muy importante, por la inflación, por el incremento de tarifas nacionales y provinciales, del transporte, de los precios de la canasta familiar, y es el gobierno el que firmó que después de agosto la paritaria quedaba abierta", dijo, en vísperas del paro de este miércoles.

El gremio docente consiguió en marzo un 32 por ciento de aumento salarial, y su dirigencia entiende que la inflación interanual a la fecha ha sido del 46 por ciento.

Alesso marcó escandalizada que "por primera vez en el Presupuesto nacional se plantea que el aumento de salarios previsto para el 2017 será de 15 o 17, lo cual es insólito porque las paritarias son libres y nunca las determinó el presupuesto, pero además hace juego con la pretensión del gobierno de que no habrá inflación: claro, será deflación porque se va a morir el consumo".

Jorge Hoffman, titular de ATE, le dio una chance al jefe de la Casa Gris: "Todavía falta mucho para fin de año y eso que dijo puede ser la opinión del gobernador hoy, pero no lo tomamos como su posición definitiva. No estamos resignados a aceptar que no discutiremos recomposición salarial. De alguna manera habrá que hacerlo porque la inflación ya se comió el aumento de paritaria. Está el bono, pero aspiramos a que luego se reabra la paritaria", marcó. Este sector acordó en marzo aumentos de entre el 28 y el 32 por ciento.

Desde la Federación de Trabajadores Municipales, Antonio Ratner ratificó la expectativa del sector por contar con ese plus salarial. "La negativa a reabrir paritarias o a pagar un bono no pasa por la cabeza de los trabajadores. Todas las organizaciones sindicales estamos pidiendo esto para reacomodar el salario. La inflación ha ido muy alta y erosionó el poder adquisitivo del salario", puntualizó. La semana próxima los municipales deliberarán en Santa Fe los pasos a seguir. Y mostró los dientes al recordar que Lifschitz dijo que no tiene previsto otro aumento. "Tampoco estaba previsto en el presupuesto una inflación del 40 por ciento, tampoco un tarifazo como el que hemos tenido en la provincia de Santa Fe", señaló. Y lo corrió por izquierda: "Lamento si no está en las posibilidades del gobernador, pero lo que está dando es una respuesta política tendiente a alinearse con el gobierno nacional: él no puede abrir paritarias acá si desde Nación no quieren hacerlo". El aumento de este gremio ha sido este año del 30 al 33 por ciento.

Desde Luz y Fuerza Rosario, Alberto Botto confió en que "si la discusión se abre, el gobierno provincial estará a la altura de las circunstancias. Hay que esperar qué hace Nación, y por eso el paro es una posibilidad: un bono, o la exención del aguinaldo respecto del impuesto a las Ganancias no alcanza para levantar una medida de fuerza. El reclamo es de fondo, que termine el ajuste".

Compartir: 

Twitter
 

Sonia Alesso, de Amsafé, y Hoffman, de ATE, esperan volver a discutir salarios.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.