CIUDAD › ENVIAN MENSAJE DEL EJECUTIVO AL CONCEJO MUNICIPAL

Rosario tendrá más taxis

La entrega de las 500 chapas se hará mediante convocatoria pública, durarán 10 años y al finalizar ese lapso, volverán al municipio. Se creará una comisión a pedido de los tacheros.

 Por Guillermo Zysman

El intendente Miguel Lifschitz confirmó ayer ante propietarios y peones de taxis que antes de fin de año enviará al Concejo un mensaje propiciando la incorporación de 500 chapas. La secretaria de Servicios Públicos, Clara García estimó que "en 90 días" las nuevos coches estarán en condiciones de circular por las calles de la ciudad. "Se hará mediante convocatoria pública, durarán 10 años y al finalizar ese lapso, las chapas volverán al municipio", agregó la funcionaria. Los tacheros, que llegaron al Palacio de los Leones con la intención de frenar el anuncio, se llevaron un consuelo: la creación inmediata de una comisión integrada por concejales, representantes del Ejecutivo, las cámaras de titulares de licencias, el gremio y la Universidad para analizar "las falencias del transporte en su conjunto" y determinar con exactitud la cantidad de unidades necesarias y hasta un eventual retoque tarifario. El estudio deberá estar finalizado durante la primera semana de febrero. Los taxistas se fueron de la reunión con una esperanza: que el informe concluya que son indispensables menos chapas que las 500 anunciadas y que su implementación sea gradual.

El cónclave de ayer había sido presentado como una reunión clave para intentar destrabar el conflicto desatado desde que la Dirección de Transporte municipal hizo público un relevamiento sobre el sistema de taxis, cuya principal conclusión fue que faltaban 500 chapas. Tras reunirse con concejales y segundas líneas del gabinete, los tacheros se entrevistaron cara a cara con el intendente.

"No hubo acuerdo total pero acercamos posiciones", dijo Lifschitz apenas terminada la reunión de la que participaron, entre otros, Mario Cesca de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti), José Tornambé presidente de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar), Horacio Boix, secretario general del Sindicato de Peones de Taxis y el secretario adjunto del gremio a nivel nacional, Carlos García. También estuvieron el presidente de la Comisión de Servicios Públicos del Concejo, Pablo Colono y el subsecretario de Gobierno, Fernando Asegurado.

Lejos de dar marcha atrás como pretendían los tacheros, Lifschitz reiteró su voluntad de incorporar más chapas al sistema para darle cobertura al incremento de la demanda. Según pudo saber este diario, el mensaje al Palacio Vasallo se remitiría esta misma semana. De hecho, hoy Lifschitz y García volverán a reunirse con los presidentes de los distintos bloques políticos del Concejo para consensuar políticamente los plazos y términos de la ordenanza a aprobarse.

"Lo que sí acordamos -comentó Lifschitz- es crear una comisión integrada por el Ejecutivo, el Concejo, las cámaras de titulares de licencias, el sindicato de peones y la Universidad que deberá hacer un estudio y entregarlo dentro de 60 días sobre la cantidad de chapas que se necesitan. También se evaluarán los costos del sistema. Nosotros reconocemos que hay cierto atraso tarifario", planteó el jefe comunal.

Consultada por Rosario/12, Clara García reconoció que las nuevas licencias recién estarán en la calle "entre marzo y abril, no antes porque hay que hacer la convocatoria pública". De acuerdo al borrador oficial, 300 chapas se pondrán a disposición de personas físicas y las 200 restantes a personas jurídicas. El monto estimativo será 20 mil pesos.

Al salir del encuentro, Tornambé, Cesca y Boix trazaron un balance no tan negativo para el sector. "Nos vamos de la reunión con el compromiso del intendente de no sacar las licencias antes de que estén las conclusiones del informe de la Universidad y con la promesa de hacerlo de manera progresiva de acuerdo a la demanda", señalaron.

Desde una de las cámaras, un propietario que pidió reserva de su identidad hizo su propia lectura de la reunión. "Lifschitz no puede dar marcha atrás públicamente porque había avanzado fuerte en estos días, pero sabe que aunque se aprueben mil chapas van a faltar choferes fundamentalmente a la noche y en las zonas peligrosas".

Un funcionario del Ejecutivo dio otra versión. "Los titulares y los peones están entregados, saben que hay consenso en el Concejo y en la sociedad para incorporar 500 chapas pero se les hace díficil explicarselo a las bases, por eso sobreactúan ante los micrófonos".

Compartir: 

Twitter
 

Lifschitz reiteró su voluntad de incorporar más chapas para dar cobertura a la demanda. La reunión con los tacheros se realizó ayer a la tarde en la intendencia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.