CIUDAD

Piden que los represores Fariña y Guerrieri declaren en nueva causa

El concejal Rivero y Ramón Verón, quienes estuvieron detenidos en la ex Fábrica Militar Matheu, prestaron declaración testimonial ante la posible existencia allí de enterramientos clandestinos.

El concejal Juan Rivero y el ex detenido Ramón Verón prestaron ayer declaración testimonial ante el juez federal Germán Sutter Schneider para sumar elementos a la causa que se conoce como Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu donde ambos estuvieron secuestrados y desaparecidos en 1978. Rivero y Verón pidieron que se investigue la posible existencia de enterramientos clandestinos en el sector comprendido entre los paredones sur y oeste del predio que hoy ocupa la sede de la Unidad Regional II de Policía. A partir de estas declaraciones los abogados patrocinantes solicitaron que se cite a prestar declaración indagatoria a los militares ya procesados y detenidos en otras causas -la Quinta de Funes entre ellas- Jorge Alberto Fariña y Pascual Guerrieri para interrogarlos por los cargos de privación ilegítima de la libertad agravada, aplicación de tormentos y homicidio. Fariña y Guerrieri no están imputados todavía en esta causa.

La sospecha que plantearon Juan Rivero y Ramón Verón acerca de posibles enterramientos clandestinos se fundamenta en los dichos de un compañero de cautiverio, Ariel Morandi, en la época en que ambos estuvieron detenidos en la Fabrica de Armas Domingo Matheu, esto es entre los meses de mayo a julio de 1978.

El actual concejal Juan Rivero sufrió una descompensación y no pudo terminar su testimonio ante el juez federal. Sí lo hizo Verón y después los abogados patrocinantes Gabriela Durruty y Andrés Pennisi del Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho presentaron el pedido para que se cite a declarar a Fariña, quien actuaba con el nombre de "Sebastián" y Guerrieri. Morandi fue sacado de la caballeriza, 'el chupadero', por el represor al que conocían como Sebastián y les contó a Rivero y Verón que ese hombre le había señalado un lugar ubicado entre los paredones sur y oeste de la Fábrica de Armas y le dijo que allí estaban enterrados sus compañeros y que al mismo sitio sería llevado él.

Los dos querellantes que ahora formularon esta denuncia piden que en el marco de la causa del que operó como un centro clandestino de detención se investigue la posibilidad de que existan enterramientos clandestinos y para ello solicitaron la intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Rivero y Verón no habían dado ese detalle en otras declaraciones y repasando lo ocurrido consideraron importante mencionarlo. Así lo explicaron ante el juez y la titular de la Unidad de Asistencia para Causas por violaciones a los Derechos Humanos Griselda Tessio y lo dijo Rivero a Rosario/12.

La abogada Durruty señaló el pedido que se hizo a Sutter Schneider para que cite a prestar declaración indagatoria a Jorge Alberto Fariña, oficial del destacamento de Inteligencia 121 de Rosario en 1977 y 1978, ya que en la causa Quinta de Funes está procesado como quien era jefe de operaciones y actuaba con el nombre de Sebastián. Fariña está actualmente detenido en el Regimiento 11 de Infantería 1ª de Patricios, en Buenos Aires, porque también está procesado en la causa del Primer Cuerpo. El pedido de indagatoria es además para el superior directo de Fariña, Pascual Guerrieri detenido en el Complejo Penitenciario Federal de Marcos Paz.

Compartir: 

Twitter
 

El concejal Juan Rivero y el ex detenido Ramón Verón estuvieron ayer en Tribunales. Rivero sufrió una descompensación y no pudo terminar su testimonio ante el juez federal.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.