CIUDAD

La Parrilla Centro apagó las brasas porque sus empleados están cansados

A los 16 empleados les adeudan varios meses de sueldo, hace 15
años que no les efectúan aportes jubilatorios y temen perder la fuente de trabajo. No descartan la formación de una cooperativa.

Los 16 empleados de la Parrilla Centro, ubicada en Santa Fe entre Mitre y Sarmiento, tomaron ayer pacíficamente el comercio cansados de reclamar por la irregular situación laboral que vienen padeciendo desde hace años. Los trabajadores indicaron que les deben varios meses de sueldo y denunciaron que los dueños del comercio llevan un atraso de 15 años en el pago de los aportes jubilatorios. Además, los empleados temen que el desmanejo empresarial conduzca a la pérdida de sus fuentes laborales. En tanto, en el bar Victoria, que el lunes cerró sus puertas sorpresivamente, los trabajadores mantuvieron ayer una reunión con el propietario -quien aclaró que el cierre del comercio obedeció a un corte de la EPE, ante el reclamo de una deuda- para conocer cuál será el futuro del tradicional comercio de Presidente Roca y San Lorenzo.

Los trabajadores gastronómicos de la Parrilla Centro decidieron la toma pacífica del local, después de sufrir el fracaso sistemático de sus reclamos por el pago de sueldos atrasados, la falta de aportes jubilatorios desde hace unos 15 años y el desconcierto que les produce no saber quiénes son los verdaderos dueños del comercio. "La que creemos que es la dueña está desaparecida, y siempre han puesto el negocio a nombre de distintos testaferros, que se presentan en el lugar amenazándonos con despedirnos", indicó Javier Riclet, uno de los empleados con mayor antigüedad en el comercio, ante la consulta de Rosario/12.

Según explicó Riclet, "tomamos pacíficamente el comercio porque estamos reclamando que se blanquee la situación de varios trabajadores, y que se hagan efectivos los aportes jubilatarios, que en los casos de varios compañeros, suman entre 14 y 15 años de atraso".

La idea de los empleados es mantener la medida de protesta "todos los días, de acá en adelante, hasta que la dueña se haga cargo de la situación de los trabajadores, y para que dejen de amenazarnos con despedirnos o suspendernos", precisó Riclet, quien además aprovechó para pedirle expresas disculpas a "todos los buenos clientes de siempre, pero esperamos que entiendan que la situación nos obligó a tomar estas medidas".

El empleado de la Parrilla Centro invitó a los habituales comensales a que "nos sigan apoyando" y aseguró que "en poco tiempo los volveremos a atender como corresponde". De no encontrar una solución favorable a sus reclamos, los trabajadores no descartan la idea de conformar una cooperativa de trabajo para mantener la fuente laboral, tal como ocurriera hace poco tiempo con el tradicional restaurante Rich.

Por su parte, el titular del Bar Victoria tuvo que salir ayer a explicarle a sus empleados que la decisión de cerrar las puertas el pasado lunes fue provisoria y obedeció exclusivamente al corte del suministro de energía en el local, debido a una deuda que mantenía el comercio con la Empresa Provincial de la Energía.

El propietario de uno de los bares más emblemáticos de la ciudad, en la reunión que mantuvo con los trabajadores del negocio les habría explicado la situación, adelantándoles que una vez saldada la factura adeudada el comercio retomaría sus actividades normalmente durante la mañana de hoy.

Compartir: 

Twitter
 

Los empleados del restaurante de Santa Fe casi Mitre decidieron cesar sus actividades. "Distintos testaferros se presentan en el lugar amenazándonos con despedirnos", alertaron.
Imagen: Sebastian Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.