soy

Viernes, 14 de noviembre de 2014

SALIÓ EN CHILE

¡Más papás!

Otro libro infantil con un niño que tiene dos papás.

 Por Gabriela Larralde

Nicolás tiene dos papás. Con ese título, más la imagen del niño de la mano de dos adultos, se presenta sin permitir que entre a jugar la imaginación, la poesía, la intriga o cualquier otro motor de interés. Y eso es algo que se repite en gran parte de la literatura infantil lgbt: el refuerzo de lo pedagógico por sobre lo literario.

El cuento fue publicado en Chile el mes pasado con un apoyo fenomenal. La primera edición de 3 mil ejemplares fue financiada por la Unión Europea y por la Embajada de Holanda. A su vez, la Junta Nacional de Jardines Infantiles, que depende del Ministerio de Educación, le dio su ok. El libro fue escrito por la psicóloga chilena Leslie Nicholls junto con el presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Ramón Gómez. La historia tiene un primer problema: no existe. Es un cuento donde no se cuenta nada. Se detalla un tipo de familia, pero no hay una tensión literaria o estética que haga mover la historia o construya personajes interesantes. Y es algo que se repite en los libros de literatura con temática Lgttbi para niñxs: el refuerzo de una idea pedagógica por sobre una literaria del texto. El libro comienza con una moraleja: “Todas las familias merecen respeto, protección e iguales derechos”. Protección de quién o de qué sería, en principio, una buena pregunta. Iguales derechos, estimo, es un pedido, ya que en Chile el matrimonio entre personas del mismo sexo está prohibido, así como la adopción. Lo segundo que sabemos luego de la presentación de la familia, y en la voz del niño, porque el relato está en primera persona, es que “mis papás se quieren mucho”. Después van a la cancha, cubriendo así la cuota “macho” de la historia. Las páginas siguen avanzando hasta que aparece una madre. No sabemos si uno de sus padres estuvo en pareja con esa madre antes, si fue una donante de óvulos o sólo el vientre. Estos datos podrían no figurar pero, entonces, ¿qué papel cumplen? Bueno, un rol bastante importante: está cubriendo el cupo femenino en la crianza de este niño. Por supuesto que su madre, Clara, y los padres “son muy buenos amigos”. Se visitan los fines de semana y hasta plantaron un árbol.

Este libro viene a sumarse a la larga lista de libros didácticos y moralizantes para niñxs que buscan integrar a las familias homoparentales sin incorporar a su vez una poética propia que acompañe la obra. Su autora cuenta, en una entrevista para el diario chileno La Segunda, que su propuesta parte desde la base de su experiencia: “No creo que haya un manual que explique cómo escribir un texto para niños. Más que técnica literaria, fue técnica clínica”. Además contó que no revisó otros cuentos vinculados con la temática: “Preferí no contaminarme, opté por no revistar otras historias”. Si se hubiera contaminado un poco, tal vez habría podido descubrir que el primer cuento en retratar una familia homoparental fue escrito en 1989 por la estadounidense Leslea Newman y se llamó Heather has Two Mamies. Fue un relato que le generó visibilidad al tema cuando no había ningún título al respeto, pero hoy existen más de 80 cuentos que cubren la temática de diferentes maneras, muchos de ellos, los que creo más interesantes, tendiendo no sólo a recrear historias desde lo literario sino directamente corriendo a la familia homoparental del centro de la narración. No es el caso de Nicolás tiene dos papás, que está más cercano a ser un libro informativo, aunque no se presente como tal.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.