soy

Viernes, 14 de noviembre de 2014

Vos no por puto

Fui al Hospital Alemán para donarle sangre a una compañera del trabajo que necesitaba una transfusión. Antes de ir llamé al hospital, saqué turno y me leyeron algunas de las especificaciones para poder donar. Tenía que ir sin haber desayunado lácteos, ser mayor de 18, tener el DNI y no haber tenido hepatitis, chagas, sífilis, paludismo o brucelosis. Sabiendo que cumplía con todo, me presenté en el Alemán. Cuando llegué me dieron un formulario que debía completar. Había un recuadro que ocupaba la mitad de la hoja titulado “Motivos para abstenerse de donar sangre”. Entre los que se encontraban: haberse hecho tatuajes o acupuntura con agujas no descartables, ser consumidor de drogas prohibidas, tener relaciones sexuales a cambio de dinero, haber tenido relaciones sexuales con personas que tengan o puedan tener sida o haber tenido relaciones sexuales (hombre con hombre) en el último año.

Luego de esta advertencia, había que responder 43 preguntas, todas relacionadas con cuestiones de salud a excepción de tres, una general, otra específica para hombres y otra específica para mujeres: “¿Tuvo usted o su pareja relaciones sexuales con otra persona?”, “Para hombres: ¿Tuvo usted relaciones sexuales con otro hombre en los últimos 12 meses?” y “Para mujeres: ¿En los últimos 12 meses, tuvo relaciones sexuales con un hombre que a su vez tuvo relaciones sexuales con otro hombre?”.

Respondí a todas con la verdad. Cuando llegó mi turno, la médica me preguntó si tenía alguna duda con el cuestionario. Le conté que en los últimos doce meses había tenido relaciones con otro hombre pero que él no estaba infectado con VIH y que yo tampoco. Me respondió que, por prevención, no puedo donar sangre pero que agradecía mi sinceridad. Nunca me preguntó si esa relación fue una pareja estable, si usaba preservativos o si había sido la primera vez de los dos.

Le dije que no comprendía el rechazo, a lo que me respondió que los homosexuales tienen más posibilidades de contagiarse HIV y hepatitis. También me dijo que existe lo que se llama período ventana, período de 12 meses en el cual el virus puede no detectarse, y que es necesario estar seguro de que durante ese tiempo uno no estuvo en riesgo de contraer VIH. Me reconoció que el período ventana es el mismo para cualquier persona, sin importar su orientación sexual. Entonces, le pregunté: ¿por qué se le permite donar a heterosexuales que hayan tenido sexo con personas desconocidas o de las que no estuvieran seguras de su estado de salud?, y me respondió que la primera pregunta (¿Tuvo usted o su pareja relaciones sexuales con otra persona?) era para detectar esos casos. Ante esta respuesta, le dije que entonces no eran necesarias las otras dos preguntas, que con esa sola alcanzaba. No hace falta una para gays y otra para heterosexuales. Hay muchas personas que no van a contestar a todas las preguntas con la verdad, la buena fe no alcanza. Más allá de las respuestas, todas las muestras de sangre que se donan deben ser analizadas cuidadosamente.

Cuando salí del hospital me puse a investigar. Según el último informe del Ministerio de Salud de la Nación existen 110.000 personas en la Argentina con VIH/sida. En el caso de los varones, “el 48,5 por ciento se infectó durante una práctica heterosexual y el 39,1 por ciento lo hizo en una relación con una persona del mismo sexo”, mientras que del total de las mujeres “el 89,6 por ciento se infectó durante una práctica heterosexual”.

La orientación sexual de una persona no la condena a ninguna enfermedad. El 90 por ciento de los hombres y el 88 por ciento de las mujeres con el virus se infectaron luego de una relación sexual sin protección. No me opongo a que se tome todo tipo de recaudos a la hora de donar sangre, sí critico es la estigmatización. Cuando llegué al trabajo, todos mis compañeros contaron que, al igual que yo, habían ido a donar sangre. Cuando me preguntaron a mí, tuve que contarles que no me lo permitieron y cuando me preguntaron los motivos les tuve que decir que fue por el simple hecho de ser gay.

Tomás Vio

DNI 34.179.308

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.