soy

Viernes, 3 de julio de 2009

LUX VA > A LA PRESENTACIóN DEL NUEVO NúMERO DE REVISTA EL TEJE

Metejón en el Teje

Buscando la torta más grande del mundo, nuestrx cronista bailó, aplaudió y saltó en la fiesta de la revista El Teje. Y aprendió una lección: una remera con leyenda vale más que mil preguntas.

Sábado preelectoral, Lux en casita. Como cada víspera de esta verdadera fiesta para la patria, como la llaman siempre los que pierden, antes de que dieran las 8 de la noche llené la heladera con vino tinto, blanco, rosa, alcohol fino y de quemar porque a mí la veda no me agarra nunca más. Y así, bien entonadx, me dispuse a meditar cuál sería la mejor boleta a arrojar en la caja de zapatos talle 44, conocida más vulgarmente como urna electoral. Estaba yo desparramadx leyendo el informe de la FALGBT con un ojo y el informe de la Cha con el otro donde ambas dejaban clarísimo cuáles son los candidatos que no Pro ponen mover un dedo por los derechos de la diversidad cuando mi amiga Remeditos, tortón patrio como su nombre lo anuncia, me hizo vibrar el celular. "Me tenés que acompañar a una fiesta en el Rojas porque me dijeron que hay una torta impresionante". Además se presenta el número 4 de la revista El Teje. Me negué tres veces, como enseña la Biblia. Y luego dije que bueno, cómo no, ya que mi amiga no es de salir y esta vez se la notaba esperanzada con reconocer chicas de ambiente sin equivocarse...que es lo que más le cuesta. Fue entrar al Rojas y volver a los ’80 al ritmo de DJ Pil que estaba él todo precintado como un paquete que si se abre se descompone pero no, que si querés Madona te da Madona y Cheer con su hijo Chaz incluido, y quieras lo que quieras te da Gloria Gaynor, Roger Water y Cristal. Veo más travestis que tortas, veo mas trans que tortas, veo más chicos modernos que tortas quise advertirle a Remeditos cuando de pronto me tapó la boca una tremenda torta de tres pisos, toda crema chantilly, toda velas y llena de sortijas. Las travestis saben quejarse, saben protestar y saben festejar me dije con signos de admiración. Una torta de bodas con dos muñequitos gays y dos muñequitas lesbianas coronaban el manjar riéndose del qué dirán. ¡A tirar de las cintas! Para eso somos todxs solterxs con apuro, nos abalanzamos con el dedo preparado para el bendito anillo. Como siempre, las fiestas del Teje tienen unas deliciosas riqueteces, corre la alegría, se arma el bailongo y ofrece mucho para tomar cual boda de Caná, mientras los canas curiosos miran de afuera. De pronto un silencio, y la voz de la directora Marlene, por un rato le puso otra dosis de realidad a tanta fiesta: "La comunidad travesti en Argentina vive hoy en un 95% en situación de prostitución. La República Argentina sanciona en once provincias a las personas en situación de prostitución bajos Códigos de Faltas o Contravencionales que hacen expresa mención discriminatoria del travestismo habilitando así a todo tipo de violación de derechos humanos que van desde los arrestos inhumanos hasta los abusos sexuales. "

El discurso, que enrostró con lujo de datos la situación horrorosa de las personas trans en esta patria, no aguó la fiesta. Una cosa no quita la otra. El baile se armó de nuevo y, aunque hubo un par de chicos muy modernos que quisieron sacarme chispas, yo consideré cívico y prudencial, siendo las 12, regresar a mi cuarto oscuro. Quise llevarme a Remeditos pero fue imposible: bailaba enredada como una hiedra al ritmo del carnaval carioca con un par de chicas que portaban remera con idéntica leyenda: "Soy lesbiana". Así cualquiera, me dije. Y me retiré con el gigantesco ejemplar de El Teje que me leíentero hasta que me vino el sueño. Conclusión: al otro día, como siempre, voté sin pensar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.