20:00 › POR UN RESPALDO SIN FRONTERA

Kicillof: "La Argentina quiere pagar su deuda reestructurada"

El ministro de Economía ratificó ante la ONU que "si de aquí al 30 de junio, el juez Thomas Griesa no pone un paragüas legal (para negociar el cumplimiento de su sentencia) la negociación será muy compleja", y en una conferencia de prensa posterior confirmó que los abogados que representan a la Argentina mantuvieron una reunión con el mediador designado por el juez (Daniel Pollack) pero que respetaría "la confidencialidad" del encuentro, y ratificó que el Gobierno nacional "negocia de buena fe".

Axel Kicillof sostuvo ante el G77+China que "Argentina quiere seguir pagando pero estamos ante una situación que no nos dejan" y advirtió que a causa del juicio de los fondos buitre "el uno por ciento (de los holdouts que no entró al canje) pone en riesgo prácticamente a la totalidad de los bonistas". Al exponer en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, el ministro dijo que "hemos pedido un trato justo y no hemos tenido respuesta, sólo nos han pedido buena voluntad en la negociación".

Kicillof afirmó que "no podemos permitir que la crisis del 2001, esa que se inició con la crisis de deuda que instauró una sangrienta dictadura militar, vuelva a ocurrir" y que alertó que "este fallo empuja a la Argentina a un riesgo de crisis económica". En un discurso que se extendió por espacio de casi 50 minutos, el titular del Palacio de Hacienda dijo que el fallo a favor de los fondos buitre "imposibilita una reestructuración" de deuda y que de esta forma este tipo de inversores de riesgo, que no aceptan este tipo de mecanismo, "van a tener un tribunal que le acepte el total de la deuda".

Más adelante el ministro advirtió que "este fallo nos empuja a una situación de default técnico" y a "un sufrimiento para el pueblo argentino". Recordó que "el FMI había dicho que las decisiones judiciales, de ser confirmadas, probablemente otorgarían más poder a los holdouts, porque permitirán la interrupción del pago a los bonistas que aceptaron la reestructuración y aumentaría el riesgo que los juicios se multipliquen".

"Si Argentina pagara los 1500 millones (ordenados por Griesa) y los 15.000 millones (que probablemente se agreguen en eventuales futuras demandas) pueden sobrevenir los reclamos de todos aquellos que entraron al canje", prosiguió el ministro, cuya deuda total podría ascender a "120.000 millones de dólares" de acuerdo con "un cálculo conservador".

Kicillof fue precedido en el uso de la palabra por el canciller Héctor Timerman, quien advirtió que la cuestión de los fondos buitre "es un asunto de suma gravedad que requiere la atención de todos".

Por su parte, el presidente del G77+China, Sacha Llorenti Solís, exhortó a "promover los debates que se celebran en la ONU y en otros foros" y repudió la posibilidad de que los fondos buitre "paralicen las restructuraciones de deuda".

Compartir: 

Twitter
 

"Pedimos no tener que resolver esto en tres días", señaló el ministro Axel Kicillof.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.