UNIVERSIDAD › HOY SESIONA LA ASAMBLEA UNIVERSITARIA DE LA UBA PARA REFORMAR EL ESTATUTO

Llegó la hora de debatir

Custodiados por la policía, los 236 decanos, docentes, graduados y estudiantes de las 13 facultades porteñas sesionarán hoy en el Colegio Nacional de Buenos Aires. La modificación del cogobierno no integra el temario acordado.

 Por Julián Bruschtein


Llegó el Día D para la Asamblea Universitaria de la UBA donde se concretará la reforma de sus estatutos. El rector Ruben Hallu solicitó la presencia policial para garantizar el desarrollo de la reunión en la que se pondrán en discusión cinco proyectos diferentes de reforma. Por su parte, los estudiantes enrolados en la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) se concentrarán para llegar encolumnados al Colegio Nacional de Buenos Aires, aunque anticiparon que su intención no será interrumpir la Asamblea, sino “participar para denunciar el carácter para nada reformista” del encuentro.

A partir de las nueve comenzará la acreditación de los asambleístas que participarán del encuentro soberano de la casa de estudios. Es un hecho que el rector de la UBA, Ruben Hallu, optó por darle un marco de seguridad importante al evento. Fuentes del rectorado confirmaron a PáginaI12 que Hallu “ya pidió la colaboración de la Policía para custodiar la entrada. Aunque seguramente no es lo ideal y sería mejor no necesitarla” para garantizar el desarrollo de la Asamblea. Como anticipó este diario solamente podrán ingresar al recinto los asambleístas acreditados y la prensa, mientras que se desplegarán equipos de sonido y pantallas de video en la planta baja para los invitados especiales y en las afueras del Colegio para los militantes y el público en general.

La polémica estaba instalada sobre el accionar de los estudiantes de la FUBA, ya que no se tratarán los artículos dedicados al cogobierno universitario que reclaman desde hace tiempo. A algunos asambleístas todavía les queda el sabor amargo de la asamblea que se realizó en agosto del año pasado, donde las agrupaciones de izquierda le tiraron huevos al rector, irrumpieron los trabajadores del Hospital de Clínicas y, finalmente, debió suspenderse por falta de quórum al retirarse los representantes de la mayoría. “No vamos a impedir que sesione la Asamblea, pero sí vamos a intentar imponer los problemas reales de la UBA en el orden del día”, aseguró Martín Bustamante (Cepa-PCR) copresidente de la FUBA. En el mismo sentido se expresó María Damasseno (MST), quien destacó que la reunión académica “es una fantochada armada solamente para darse un barniz reformista. Nuestra participación va a hacer eje en dos puntos: denunciar que el reclamo de democratización que llevamos adelante los estudiantes poco y nada tiene que ver con esta asamblea, y denunciar también la situación presupuestaria que es cada vez peor y justo esta semana se trató el Presupuesto en el Congreso con la total pasividad y calma del rector y los decanos”. El sector independiente de la Federación, UBAi, que tiene la secretaría general también expresó su rechazo al contenido de lo que se resolverá, pero se diferenció al asegurar que “la actitud de la conducción de la FUBA no fue diferente. No existió ningún intento de debatir el contenido de la reforma del estatuto con el estudiantado”.

Son 236 los asambleístas que están habilitados para participar en el debate y modificar el articulado del estatuto vigente desde 1958: los consejos directivos de las trece facultades, que suman 208, más los consejeros superiores que en total suman 28. Entre todos ellos discutirán sobre los cinco proyectos presentados que se tratarán en el orden del día. El primero es el que contiene el consenso de los trece decanos y una gran mayoría de asambleístas. Está compuesto por los artículos que trabajaron en tres comisiones durante el año pasado en las que lograron ponerse de acuerdo la mayoría de nueve decanos y la minoría de cuatro que conducen la universidad desde el 2006. Son más de cincuenta artículos que producirán cambios en casi un tercio de la carta magna universitaria (ver aparte).

Los docentes también aseguraron que impulsarán reclamos inherentes al sector. María Inés Vignoles, secretaria general de Feduba, aseguró que “los puntos acordados para la reforma tampoco expresan los reclamos de los sectores más dinámicos de la universidad: claustro único docente, formas de gobierno en los colegios, gratuidad de los posgrados, institucionalización del CBC y revalorización de la extensión”. El dirigente gremial de Fedun y Aduba, Daniel Ricci, destacó además que en su intervención peticionará al cuerpo estructurar “las carreras para que con dos o tres años de formación básica más un período adicional de especialización se le brinde al egresado la posibilidad de una salida intermedia con inserción laboral”.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.