EL PAíS › LA PRESIDENTA FIRMO EL COMPROMISO PARA RENOVAR LOS PRESTAMOS GARANTIZADOS A UN PLAZO MAYOR

Los holdouts y el Club de París a la cola

Los PG son bonos emitidos por Cavallo en 2001. Con la renovación, se estiran los plazos y se ahorrarán, según el Gobierno, entre 1800 y 2500 millones de dólares. El acuerdo con los holdouts y el pago al Club de París quedó para más adelante.

 Por Daniel Miguez

La reunión fue breve y “absolutamente formal”, según la definió uno de sus participantes. En los 25 minutos que duró, los representantes de los bancos Barclays, Citi y Deutsche explicaron los alcances de la carta de compromiso que iban a firmar con el Gobierno y respondieron preguntas puntuales de la presidenta Cristina Kirchner. Ese acuerdo, al que los banqueros se refieren en inglés como “engagement letter”, implica el rescate de los bonos emitidos por Domingo Cavallo en 2001 y llamados “préstamos garantizados”, y su canje por nuevos bonos con vencimientos más largos.

Esos “préstamos garantizados” –PG, en la jerga financiera– suman 12.500 millones de dólares y tenían vencimiento en 2009, 2010, 2011 y 2012. Según el jefe de Gabinete, Sergio Massa, con el canje la Argentina logrará achicar su deuda entre 1800 y 2500 millones de dólares. Massa señaló además que el nuevo bono se emitirá “cuando más convenga”.

Según contaron a PáginaI12 dos de los participantes, en el encuentro no se habló del nuevo canje para los tenedores de bonos que no aceptaron entrar en el canje de 2005. Es que una salida para los holdouts forma parte del mismo paquete que el rescate de los PG, ya que ambas propuestas fueron parte del combo ofrecido por los tres bancos al Gobierno, según lo anunció la propia presidenta hace tres semanas en Nueva York.

Los PG están en poder básicamente de bancos y de AFJP, a quienes Cavallo prácticamente forzó a comprar en busca de auxilio financiero en medio de la debacle del gobierno de Fernando de la Rúa. Los tres bancos involucrados ahora en la propuesta tienen importantes porcentajes de esos PG. En el Gobierno creen que con este canje conseguirán el desahogo financiero necesario hasta el final del mandato de Cristina Kirchner.

De la reunión con la Presidenta participaron, además de Massa, el ministro de Economía, Carlos Fernández, y el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, y los directivos del Deutsche, Marcelo Blanco; del Citi, Juan Brochou; y del Barclays, Robert Guelbing.

Massa dio luego una conferencia de prensa explicando lo alcances de la carta de compromiso que acababa de firmar la Presidenta con los bancos. Allí dijo que, según los cálculos del Ministerio de Economía, la operación implicará una reducción en los vencimientos anuales de 1800 millones en un escenario “moderado” y de 2500 millones si se lo mira con optimismo.

Le preguntaron cuándo se efectivizará el rescate de los PG y el lanzamiento del nuevo bono. “No somos zonzos y vemos el contexto internacional, vamos a esperar la mejor oportunidad para la Argentina”, afirmó, en alusión a la crisis financiera internacional.

La otra pregunta fue qué interés pagaran los nuevos bonos, ya que se supone que tiene que haber una mejora sustancial respecto a los PG. Massa señaló que eso se evaluará según el momento en que se lance la operatoria. “Elegiremos el timing que más le convenga a la Argentina”, sostuvo.

También indicó que habrá dos tipos de bono, uno dirigido al mercado interno y otro al internacional “por las diferentes demandas de uno y otro”. Massa agregó que “esta es una operación más que razonable que transforma bonos ilíquidos en líquidos” y precisó que los vencimientos más importantes son en el 2010. Añadió que la carta de compromiso es una “vinculación contractual entre el Estado argentino y los bancos para mejorar el perfil de deuda y rescatar del préstamos garantizados, es un paso más de la Argentina para seguir cumpliendo con sus obligaciones”.

El jefe de Gabinete aseguró que la carta de compromiso por los PG es la primera etapa de un proceso de desendeudamiento de la Argentina que incluye el futuro pago al Club de París y un acuerdo con los tenedores que quedaron fuera del canje del 2005. “En cuanto a los holdouts y la deuda con el Club de París, la operatoria es más complicada porque hay muchos tenedores. Hay operaciones que requieren de mayor o menor tiempo, según el grado de complejidad”, explicó Massa.

De todos modos, el jefe de Gabinete ratificó la decisión del Gobierno respecto de esos compromisos. “Este es un paso más en el sentido que planteáramos hace algunos días que tiene que ver con la decisión de la Argentina de cumplir con todas y cada una de sus obligaciones”, aseguró.

Massa también se refirió al impacto de la crisis internacional en la Argentina. Por un lado, vinculó el acuerdo que acababan de firmar a un mejor posicionamiento del país en el frente externo. “Creo que eso es muy positivo y tiene que ser una cuestión que nos enorgullezca y nos tranquilice, porque es muy bueno que actores del sistema económico y financiero internacional lean que los fundamentos que la economía argentina tiene le dan solidez frente a la situación internacional.”

Por otro lado, buscó transmitir calma puertas adentro, al señalar que “tenemos que tener la mirada puesta, más que nada, en mantener el nivel de actividad de la Argentina y en cuidar el empleo de los argentinos”.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner se reunió con los representantes de los bancos Barclays, Citi y Deutsche.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.