UNIVERSIDAD › LA DISCUSIóN SALARIAL QUE SE VIENE CON LOS DOCENTES UNIVERSITARIOS

El turno de los profesores

La paritaria 2013 se cerró con un acuerdo salarial hasta junio, pero las federaciones sindicales aspiran a obtener antes una mejora a partir del Convenio Colectivo de Trabajo, recién aprobado por los rectores y del que hoy se firmará un preacuerdo.

Después del acuerdo alcanzado en la paritaria nacional docente, que involucra a los maestros de los niveles inicial, primario y medio, ahora queda pendiente la negociación salarial con los profesores universitarios. La paritaria de 2013 terminó con un acuerdo por un año y medio, por lo que la discusión recién se plantearía formalmente en junio. Aunque las federaciones sindicales del sector tienen posturas diversas, la expectativa de los profesores está centrada en lograr una mejora salarial antes de mitad de año, sobre la base del Convenio Colectivo de Trabajo de los docentes universitarios, que está cerca de consensuarse con las autoridades académicas.

El convenio colectivo (CCT) se viene discutiendo desde 2011 y, tras idas y vueltas, el viernes pasado, un plenario del Consejo Interuniversitario Nacional aprobó la que sería su última versión. Hoy está previsto que rectores y docentes firmen el borrador final. Luego, el texto será revisado por cada universidad –para evitar incompatibilidades con los estatutos de cada institución– y, finalmente, deberá ser homologado por el Poder Ejecutivo. “Para nosotros es muy importante porque se fija un piso de derechos común para el sector, va a ser un elemento más que unifique al sistema universitario”, aseguró el secretario general de la Conadu, Pedro Sanllorenti. Su par de Fedun, Daniel Ricci, indicó que el CCT “busca generar un marco legal de apoyo a todos los docentes universitarios del país”. Uno de los últimos avances en el borrador del convenio fue la inclusión de los docentes preuniversitarios.

Entre otros beneficios, el CCT prevé la modificación del nomenclador salarial, lo que implicará un incremento en el bolsillo de los docentes. “Aspiramos a un componente salarial que se ponga en práctica desde la firma del convenio, es decir, que se concrete un avance salarial antes de las paritarias”, explicó Sanllorenti. Según Claudia Baigorria, secretaria adjunta de la Conadu Histórica, aunque este aumento no resolvería “el problema salarial, celebramos que se incluya en el convenio. Pero no dejamos de pedir que se abra la discusión paritaria”.

La paritaria firmada en 2013 dispuso un aumento de haberes durante 16 meses. La Conadu Histórica fue la única de las organizaciones gremiales nacionales que no aceptó el acuerdo y fue también la primera en solicitar una reunión de la mesa de negociación salarial para discutir los sueldos de este año. “Le estamos pidiendo desde enero al ministro (Alberto) Sileoni y a (Aldo) Caballero –secretario de Políticas Universitarias– la apertura de la paritaria”, aseguró Baigorria y añadió: “Nuestro cargo testigo debe estar al menos al costo de la canasta familiar antes de mitad de año. Por eso planeamos un nuevo paro y movilización hacia el Ministerio de Educación el 8 y 9 de abril”.

Sanlloreti, de Conadu, planteó que “habiendo pasado una devaluación hace poco, esperamos que la discusión empiece en el mes de mayo. Para mantener el poder adquisitivo, vamos a necesitar un buen cierre paritario”. Sin embargo, advirtió que en la última paritaria se incluyó una cláusula que “dice que si se acuerdan nuevos valores salariales a nivel nacional automáticamente tiene que ajustarse la escala de los docentes universitarios”, es decir, que correspondería el acumulado del 28 por ciento en dos tramos para el cargo mínimo, tal como se cerró ayer en la paritaria nacional docente.

La paritaria nacional que involucra a más de 150 mil profesores universitarios es distinta de la de los docentes de escuelas. Ricci explicó que en la paritaria de los maestros “se discute un piso con la Nación y después cada provincia discute su aumento. En nuestro caso, Educación fija todos los salarios”. Y añadió: “No discutimos un porcentaje de aumento en particular, sino que todos los cargos estén por encima de la inflación”.

En paralelo con la cuestión salarial, también promete abrirse la discusión por la aplicación del CCT. Tras la firma del convenio, muchos referentes universitarios creen que será difícil su aplicación universal y obligatoria en todas las universidades. El consejo de rectores (CIN) se manifestó a favor de “la libertad de cada casa de estudios para adherir al convenio”. Y la novedad es que la UBA –la universidad más grande del país– se retiró de la negociación. En el plenario en Mendoza, la semana pasada, fue la única universidad que se abstuvo de votar el preacuerdo. Las federaciones docentes coinciden en que librarán un pelea judicial para que el futuro convenio alcance también a los profesores de la UBA.

Informe: Laura Guarinoni.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.