VERANO12

Un día en la vida de Barry Benavídez

 Por José Pablo Feinmann

El cuento por su autor

No hace mucho, en este suplemento, Marcelo Figueras analizó un par de cuentos de esos autores que escriben desde donde viven. O sea, viven en la marginalidad y escriben sobre marginales. Viven en la villa y escriben sobre villeros. Dijo, después, que si Scorsese o Coppola vivieran aquí encontrarían a sus mafiosos entre esa gente. Y harían películas sobre ellos. De escritor villero, nada yo. No doy el target. Hablando literariamente, algo me alegro. Porque si sos villero y escribís sobre villeros te vas para el naturalismo. Igual me propuse escribir sobre marginales. Al no serlo, por ahí te sale realismo del bueno, que no cualquiera. Según se ve, el desafío de Marcelo me había pegado duro: o escribís sobre marginales porque sos uno de ellos o Coppola y Scorsese, si vienen por aquí, ni dos palabras te filman. Por decirlo todo: si uno es marginal nada asegura que va a hacer buena literatura con eso. La literatura es superar por medio del lenguaje y la ficción el lugar en que la vida o el sistema lo metió a uno. Y eso es siempre un mecanismo de ruptura con lo dado, nunca su reflejo.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.