VIDEOS

Recomendaciones

SIN LEY Y SIN ALMA,
de Robert Siodmak. Con Burt Lancaster, Yvonne de Carlo y Dan Duryea.
1949, 87 min. B & N. Epoca.

Se reedita este clásico film noir, en el que el realizador de sangre germana Robert Siodmak vuelve a reunirse con Burt Lancaster, como en la notable Los asesinos. Marcada desde el propio comienzo por una densa aura de fatalidad, Sin ley y sin alma (Criss Cross) trabaja sobre la estructura en racconto, que es típica de los exponentes del género. A punto de cometer un delito, Lancaster recuerda las circunstancias que lo llevaron hasta allí, motorizadas –otra ley del género– por la presencia de una mujer tan irresistible como traicionera e inescrupulosa (Yvonne de Carlo), ligada a un hampón de temer (el extraordinario Dan Duryea). Con un guión bastante forzado, la película es un triunfo de la puesta en escena de Mr. Siodmak.



DUPLEX
de Danny DeVito. Con Ben Stiller, Drew Barrymore y Eileen Essel.
2003, 89 min. Gativideo.

Un Danny DeVito auténtico, aunque logrado sólo a medias. Si una venenosa contemplación de lo humano siempre estuvo en la base de las comedias negras del pequeño hombrecito, aquí el gusto por la destrucción se vuelve sistemático. Los integrantes de una pareja perfecta (Ben Stiller y Drew Barrymore) deciden irse a vivir juntos, pero se enfrentan con el complicado panorama inmobiliario de la ciudad de Nueva York. Cuando dan con el departamento soñado, aceptan que en la habitación de arriba siga viviendo una encantadora viejecita. Quien haya visto Tira a mamá del tren o Maten a Smoochy sabrá ya que la ancianita se convertirá en una pesadilla de dimensiones. No faltan grandes momentos de pura aniquilación, aunque el crescendo es un poquitín previsible.



TROYA
de Wolfgang Petersen. Con Brad Pitt, Eric Bana, Orlando Bloom y Peter O’Toole.
2004, 163 min. AVH.

Como es de rigor con todo clásico llevado al cine, en el caso de Troya más vale olvidarse de que está “inspirada” en La Ilíada, porque entre el poema épico de Homero y los músculos aceitados de Brad Pitt hay eones de distancia. Despejada esa variable, la superproducción de Wolfgang Petersen cobra un inesperado interés, desarrollando un complejo sistema de relaciones entre todos sus protagonistas. En el centro de la trama, un héroe, Aquiles (Pitt), cuyo carácter de máquina de guerra y sed de poder lo convierten más bien en antihéroe. Lo mismo que los micenos en su conjunto, acaudillados por el perverso Agamenón. Frente a ellos, los troyanos (liderados por Héctor) surgen como los verdaderos héroes, permitiendo jugosas lecturas, a la luz de la actual política internacional.



HELLBOY
de Guillermo Del Toro. Con Ron Perlman, John Hurt y Selma Blair.
2004, 122 min. LK-Tel.

Basada en la novela gráfica de Mike Mignola y con el propio autor colaborando en el guión, Hellboy es una de las películas más disfrutables que haya dado el cine de Hollywood en bastante tiempo. Mérito de su director, Guillermo del Toro, uno de esos cultores del cine fantástico que pueden llegar a divertirse como chicos haciendo una película del género. Experimentos paranormales de los nazis, seres con superpoderes y hasta la sombra del monje loco Rasputín se cruzan con total desparpajo. Nada sería lo mismo sin el protagonista, un demonio al servicio de las fuerzas del Bien. En el fondo Hellboy es un tierno, lo suficientemente coqueto como para cepillarse los cuernos antes de salir a pasear con su chica.

Compartir: 

Twitter
 

 
VIDEOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.