CARTAS DE LECTORES

Centrales nucleares

Baruch Spinoza (1632-1677) inició su famosa Etica hablando del Poder Infinito de la Naturaleza en su Teoría. Más allá de la conveniencia o no de las centrales nucleares, la pregunta a hacerse es si es posible emplazar dichas centrales, en las regiones del globo más sujetas a dicho poder, por la acentuada posibilidad estadística de los movimientos sísmicos de sus placas tectónicas y su repercusión en la corteza con sus probables terremotos y tsunamis.

Los seres humanos, mal que nos pese, no somos los reyes de la naturaleza, somos simplemente expresión finita de su potencia infinita.

O sea, por razones obvias, no nos conviene desafiar su poder con políticas nucleares poco cautelosas.

Fernando Miranda

DNI 4.184.637

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.