CIENCIA › LA DOBLE HELICE

Servicio meteorológico: una cuenta pendiente

 Por Juan Manuel Hörler *

Es común escuchar comentarios adversos sobre los pronósticos y la meteorología en general, pero muy pocos conocen la lamentable situación en la que los meteorólogos de nuestro país se encuentran. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) –ente rector de la meteorología en el país, que fue el tercero en el mundo, creado por el presidente Sarmiento en 1872 y que se convirtió rápidamente en uno de los más avanzados de su época– fue intervenido, luego del golpe de Estado de Onganía de 1966, por la Fuerza Aérea Argentina (FAA).
Ahora han transcurrido ya 39 años desde esta intervención, y muchos consideran natural su dependencia de la FAA. No es coherente pensar que la meteorología y las temáticas asociadas a catástrofes tales como sequías o inundaciones, manejo del agua, cambio climático, contaminación ambiental, pronóstico climático, entre otros, sean manejadas como un subproducto de la aeronáutica militar.
Esta dependencia conduce a una completa desconexión entre los potenciales usuarios (el sector productivo, los tomadores de decisiones, etc.) y el SMN, que se limita a la provisión de pronósticos del tiempo a corto plazo con un fuerte énfasis, claro está, en el apoyo a la navegación aérea. La pertenencia al sector castrense implica que se priorice el rango militar sobre el científico-técnico y también la presencia de jerarquías militares en cargos que competen a un servicio público. Estos hechos provocaron la desprofesionalización del personal y el no cumplimiento de las políticas de Estado propias de un Servicio Meteorológico que trabaje para las necesidades del país.
Desafortunadamente, en 22 años de democracia no se ha logrado cambiar esta situación y la comunidad meteorológica ha esperado demasiado para retomar su participación en la gestión del SMN y en todas las actividades nacionales e internacionales manejadas por las jerarquías militares. Por primera vez, luego de varios intentos, el Centro Argentino de Meteorólogos ha obtenido un verdadero apoyo de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología del Senado de la Nación, mediante la elaboración de un proyecto de Ley de Reorganización del SMN. En esta lucha, el Centro Argentino de Meteorólogos ha sido apoyado por la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, el Conicet y la UBA. Ya es tiempo de que la opinión pública exija derogar esta intervención y la normalización del SMN para cumplir con las necesidades de la comunidad y el país.
Esta postura cuenta con el apoyo de los profesionales civiles que aún trabajan en el SMN y de la totalidad de la comunidad meteorológica del país.

* Presidente del Centro Argentino
de Meteorólogos.

Compartir: 

Twitter
 

 
CIENCIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.