EL PAíS

Ferrero, en Tribunales

 Por S. V.

La causa que instruye el juez federal Sergio Torres puede tener derivaciones inesperadas. Ayer realizó una presentación espontánea la legisladora porteña por el macrismo Fernanda Ferrero o Fernanda Dina Bendinelli de Ferrero, socia fundadora junto a su marido, Guillermo Héctor Ferrero, de la financiera Vanexva, una financiera creada en los últimos días de diciembre de 1983, poco antes de que asumiera el gobierno democrático de Raúl Alfonsín. En esa financiera –o “extrabursátil”, como prefiere definirla la legisladora y presidenta de la comisión investigadora de Cromañón–, irían haciendo su aparición, poco a poco, con cuentagotas, varios de los personajes ligados al aparato económico de Massera, hasta que, por fin, debutaron sus propios hijos: el procesado Eduardo Enrique y Emilio Esteban Massera.
Fernanda Ferrero negó con vigor su connivencia con la familia del ex almirante en esas tareas y dijo que sólo había sido “relacionista pública” de la sociedad entre 1988 y 1992. Sin embargo, la dirección que el matrimonio Ferrero declaró en 1983 como sede social de Vanexva ante la Inspección General de Justicia es la misma que dio Eduardo Enrique Massera al presentarse a Tribunales en 1988.
Otro de sus domicilios –el de Reconquista 458, piso 9– era propiedad de Luz del Sur, de Lily Viayra de Massera, Emilio Enrique Massera y María Luz Ezcurra de Massera. El fiscal de la causa, Carlos Rivolo, pidió al juez Torres que, entre otras medidas, solicite a la Inspección General de Justicia el envío del legajo 261.181, de Vanexva, para determinar si, tal como ha publicado este diario en numerosas oportunidades, la financiera forma parte del entramado delictivo ideado por Massera, hijos y amigos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Ferrero, en Tribunales
    Por S. V.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.