DEPORTES › EL ENGANCHE SUFRIó UN DESGARRO Y ESTARá PARADO CUATRO SEMANAS

Boca se quedó sin Riquelme

Se confirmó ayer que la lesión que sufrió el armador de Boca durante la derrota frente a Colo Colo, en Chile, es una rotura fibrilar en el aductor derecho. Ahora el entrenador Carlos Ischia deberá buscarle un reemplazante entre Dátolo, Gracián y Cardozo.

Boca recibió ayer la peor noticia que podía recibir con respecto a la lesión que sufrió durante la derrota frente Colo Colo, en Chile, el armador del equipo, Juan Román Riquelme. Luego de arribar al país, el talentoso volante fue sometido ayer a una serie de estudios que determinaron que padece una rotura fibrilar en el aductor derecho, lo que le demandará entre tres y cuatro semanas de recuperación.

“Lo que más lamento, aparte de la derrota de anoche (por el jueves), es la lesión de Román; cuando lleguemos a Buenos Aires se le efectuarán estudios para ver el tipo de lesión que tiene, y ojalá que no sea nada, así lo podemos contar para la revancha con Colo Colo”, había anticipado el entrenador de Boca, Carlos Ischia, antes de emprender el viaje que trajo de regreso al conjunto boquense. No se imaginaba el DT la gravedad de la lesión, que fue confirmada por la tarde por el cuerpo médico de Boca.

Durante el partido frente a los chilenos, Riquelme sintió un fuerte dolor en su pierna derecha y decidió abandonar la cancha cuando se jugaban 32 minutos del segundo tiempo; a un costado del campo de juego fue atendido por el médico del club, José Veiga.

En un principio se especuló con que la lesión podría ser una contractura que no le impediría jugar la revancha frente a Colo Colo el próximo jueves en la Bombonera. Pero el parte médico fue determinante: se confirmó un desgarro y una recuperación que le demandará prácticamente un mes para volver a las competencias.

Serán días complicados para Boca, cuya dependencia de Riquelme se hacía cada vez más notoria. Ahora, Ischia deberá encontrar entre los suplentes un reemplazante que pueda estar a la altura de las circunstancias. La primera oportunidad de prueba será mañana mismo en la Bombonera, cuando Boca reciba a Colón por la séptima fecha del torneo Clausura. Luego vendrá el partido revancha frente a Colo Colo, que será crucial para que Boca mantenga intactas sus chances de acceder a los octavos de final. Una nueva derrota dejaría al conjunto de Ischia al borde de la eliminación.

“Sin jugar bien, tuvimos muchas situaciones de gol. El rival hizo dos goles llegando seis o siete veces, nosotros tuvimos doce llegadas y la figura terminó siendo el arquero de ellos”, analizó ayer el DT boquense.

Para reemplazar a Riquelme, Ischia deberá elegir entre Jesús Dátolo, Leandro Gracián o Neri Cardozo, si es que el colombiano Vargas continúa jugando por la franja izquierda del mediocampo. Durante el ciclo de Miguel Russo, Gracián ocupó la posición de enganche, pero su rendimiento no conformó a los hinchas y luego fue postergado con el retorno de Riquelme.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Román Riquelme se lamenta por la lesión.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.