DEPORTES › SERGIO BARZOLA, ABOGADO DEL CONSULADO ITALIANO, Y LOS PASAPORTES TRUCHOS

“Esto afecta a los futbolistas”

El penalista señala que la causa por los pasaportes falsificados perjudica a los jugadores, aunque el proceso no está dirigido a ninguno en particular. Se refirió el caso Carrizo y la investigación que se le sigue en Italia.

 Por Gustavo Veiga

Desde el mismo viernes 11 en que el juez Norberto Oyarbide firmó 112 órdenes de allanamiento y detuvo a 40 personas, el abogado Sergio Fernando Barzola se transformó en la primera vía de conexión con el expediente de las ciudadanías truchas. Hace un año que es el penalista del Consulado italiano en Buenos Aires, aunque ya tiene experiencia en causas de repercusión pública. Como integrante de la asesoría jurídica del Banco Nación, recuerda que intervino en los juicios por la masacre de Ramallo (perpetrada en la sucursal de esa ciudad en 1999), el robo a las cajas de seguridad en la casa matriz de 2005 y en el que se inició contra el Grupo Yoma por créditos impagos y que aún continúa abierto. Barzola se esfuerza por ser gentil, aunque se lo nota un tanto incómodo por la sesión de fotografías. Después, durante el transcurso de la entrevista en su estudio, dirá lo justo y necesario, amparándose en el secreto del sumario que dictó Oyarbide.

–El juez habló de un delito transnacional con las ciudadanías y pasaportes italianos. ¿Qué puede informar al respecto?

–Le voy a responder con un caso práctico, el de Juan Pablo Carrizo. Hay una causa abierta en Roma donde se está investigando justamente el tema de su ciudadanía. Por eso, quizá sea transnacional. No quiero malinterpretar al juez en ese sentido. El sabrá por qué lo dijo. Pero será por el reconocimiento a presuntos delitos en la obtención de ciudadanía que se cometieron en más de un país.

–¿Esa investigación es por el pasaporte que utilizó Carrizo cuando viajó por primera vez para jugar en la Lazio?

–Exacto. El primer pasaporte. Porque ahora, finalmente se fue con visa. Así que no tiene pasaporte italiano, según los comentarios que me hizo el cónsul general.

–¿Esta pesquisa judicial se inició con el caso Carrizo? ¿Cuál causa es anterior a la otra? ¿La de Oyarbide o la que se sigue en Roma?

–Mire, no le sabría decir bien. Yo hablo de mi intervención como abogado de confianza del Consulado italiano. Me convocaron teniendo en cuenta el análisis de distinta documentación y legajos donde se pudieron corroborar irregularidades. Como consecuencia de eso, se hicieron denuncias en distintos juzgados. En octubre o noviembre pasado se pudo confirmar la falsificación de la firma del cónsul general de Italia en Buenos Aires, un hecho que tiene una actitud muy grande de atrevimiento. Ahí se hizo la denuncia en la policía y quedó radicada en el juzgado del doctor Oyarbide. Ya lleva nueve meses.

–Otra característica que señala el juez es que en Italia habría 700 casos semejantes. ¿Eso refuerza el carácter transnacional del delito investigado?

–Independientemente del caso Carrizo, presupongo que dirá que es transnacional porque intervienen distintas comunas italianas para la tramitación de la ciudadanía. No sé qué elementos de prueba tendrá su señoría para decir esto, más cuando la causa está en secreto del sumario.

–El tema se instaló con fuerza en las secciones deportivas de los medios porque hay futbolistas y sus respectivos representantes involucrados. ¿Son los más comprometidos?

–Quiero que quede bien aclarada la intencionalidad del cónsul general en este tema. No es contra una persona en particular, ni un jugador de fútbol, ni una institución deportiva, ni nada por el estilo. Yo fui convocado justamente por la falsificación de su firma en el trámite de ciudadanía y también de los sellos y las firmas insertas. Esto afecta a jugadores de fútbol, como afecta al resto de los italianos que van a gestionar la ciudadanía.

–Volvamos a la falsificación de la firma del cónsul. ¿En qué instancia ocurrió, en qué trámite?

–En un papel que vino de Italia donde una comuna solicitaba que el Consulado argentino ratificase o rectificara el contenido de una consulta. Ahí se pudo corroborar que la firma era falsificada. Para un trámite que debía realizarse en Italia, porque el trámite se hace allí. A partir de ese momento se puso a disposición del juzgado toda la documentación.

–Llama la atención que la empresa implicada en la causa, Ciudadanía Express, tiene un departamento exclusivo para deportistas. ¿Es algo común en este tipo de gestorías?

–Que yo sepa, francamente no. Desconozco cómo se organizaron. Quien realmente debe merituar y recolectar todas las pruebas y verificar la validez de éstas es el juez.

–Tratándose de un delito que ocurrió en la Argentina, pero con ramificaciones en Italia, ¿la Justicia de ese país podría intervenir como lo hizo en el pasado con el caso Verón?

–Si alguien no reúne los requisitos válidos para obtener la ciudadanía puede ser sancionado. El caso de Verón ya es cosa juzgada y solamente fue condenada la traductora del trámite de ciudadanía del jugador. Pero él fue absuelto.

–¿Usted está conforme con los pasos que está dando el juez?

–Estoy satisfecho por la predisposición del juzgado en todo lo que tuvo que investigar. El fin de semana se abocaron al tema el personal del juzgado, el secretario, los escribientes, el propio juez, porque recibieron las declaraciones indagatorias de todas las personas detenidas.

–¿La causa estaba madura tomando en cuenta que la pesquisa llevaba nueve meses?

–Lo desconozco, porque existe el secreto de sumario y no tuvimos intervención. Sí el Consulado tuvo activa participación siempre que el juez Oyarbide requirió la remisión de alguna documentación. Desde ya, la posición del cónsul general Giancarlo Curcio es colaborar tanto con la Justicia italiana como con la argentina para esclarecer estos hechos.

–Allanaron las sedes de algunos clubes y de otros no, que como Boca y River tienen presuntamente involucrados a ciertos jugadores, ¿por qué?

–No es que quiera eludir la respuesta, pero presupongo que todo surge de la misma causa y está el secreto del sumario. No puedo adivinar el criterio que tuvo el juez para allanar a tal persona, a tal empresa o a tal club y a otros no.

–¿Qué opina sobre lo que dijo el juez respecto de que la ciudadanía se llevará una gran sorpresa con esta causa?

–Quizá lo puede decir a raíz de estos trámites que fueron otorgados y donde había personas que no tenían posibilidades de acceder a la ciudadanía conforme a derecho. Supongo que lo habrá dicho por esa razón.

–Hasta donde sabe, ¿de qué modo repercutió el caso en Italia?

–Me han comentado por recortes periodísticos que ha tomado intervención una parte del Ministerio de Relaciones Exteriores. Son comentarios. En asuntos consulares o diplomáticos no intervengo. Yo soy sólo asesor legal.

Compartir: 

Twitter
 

“Carrizo, finalmente, se fue con visa. Así que no tiene pasaporte italiano”, señaló Barzola.
Imagen: Pablo Piovano
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.