DEPORTES › EL ESCOLLO QUE DEBE SUPERAR LA SELECCION PARA CLASIFICARSE AL MUNDIAL

Diego, dale bolilla a estas cuentas

La Argentina no anduvo bien como visitante en las Eliminatorias, y para colmo le quedan cuatro viajes delicados, empezando por éste a Bolivia. Por eso precisa ganar todo lo que le queda como local, ante Colombia, Brasil y Perú.

 Por Ariel Greco

La recta final de las Eliminatorias ya está en marcha. Con la jornada que arranca hoy, la clasificación para el Mundial entrará en su último tercio. Y, más allá de la realidad que marca la tabla de posiciones, existe un cálculo matemático que marca una tendencia desde que se emplea este sistema de todos contra todos: un equipo se clasifica si la diferencia entre los puntos perdidos como local y los ganados como visitante es positiva. Por eso, pese al segundo lugar de la Selección Argentina en la tabla, su posición no es tan cómoda de cara a lo que queda.

En un torneo de 18 partidos, nueve de ellos de local, 27 puntos depositan a cualquier selección en Sudáfrica. A esa cifra, por ejemplo, se arriba con obtener todas las unidades en disputa en casa. O, lo que es equivalente, que el resultado de sumar los puntos obtenidos como visitante y restar los perdidos de local sea cero. En ese cálculo, Argentina marcha cuarto, con +1, detrás de Paraguay, Chile y Brasil. Para llegar a esa cifra hay que tener en cuenta los cinco puntos logrados de visitante (triunfo ante Venezuela, empates ante Perú y Brasil) y los cuatro dejados en el Monumental (igualdades ante Ecuador y Paraguay).

Lo concreto es que, para mantener la tranquilidad de cara a la clasificación, el equipo de Maradona deberá obtener algún punto en las cuatro visitas complicadas que le quedan: Bolivia y Ecuador en la altura, el líder Paraguay en Asunción y Uruguay en el Centenario, en la última jornada.

Para el partido de mañana hay que tener en cuenta que el conjunto boliviano sacó ocho de sus nueve puntos en su casa, aunque ya no es el cuco de otros tiempos. En total obtuvo el 53 por ciento de sus puntos de local, con dos victorias, dos empates y una derrota. Para Argentina, si no saca buenos resultados afuera, sería imperativo ganar los tres que quedan en casa: Colombia, Brasil y Perú. En ese caso, las cuentas le darían.

Si bien Chile tiene los mismos puntos que Argentina, en este análisis el equipo de Bielsa cuenta con una ventaja, ya que suma +4. Con diez unidades obtenidas fuera de Santiago, la Roja es el mejor equipo visitante del torneo y pudo disimular las derrotas ante Paraguay y Brasil como local. Por eso, con ganar tres de los cuatro partidos que le quedan en casa, Chile se metería en un Mundial luego de doce años.

A Brasil, las matemáticas le sonríen más que el juego. El haber sumado en todas sus salidas, salvo cuando perdió en Asunción, le permitió al conjunto de Dunga quedar con un saldo positivo de +3, a pesar de los empates como local ante Argentina, Bolivia y Colombia. Con cuatro partidos en casa, también tiene la clasificación en sus manos, con sólo hacerse fuerte en Brasil.

El liderazgo de Paraguay es más cómodo en esta ecuación que en la tabla de posiciones. Con una eficacia perfecta en el Defensores del Chaco y ocho puntos en sus salidas, el conjunto de Gerardo Martino suma +8, con el plus que significa tener cuatro presentaciones como local. Por eso, más allá de la derrota ante Uruguay del sábado, nada parece opacar el camino de la Albirroja hacia Sudáfrica.

Para Uruguay es preferible mirar la tabla antes que estos cálculos. En el más-menos, el conjunto de Oscar Tabárez se ubica quinto, con -2, situación que lo obliga a sacar puntos en las cuatro visitas que le quedan. Lo mejor para los hinchas uruguayos es que el fixture le da una mano a su selección para ello. Arranca mañana ante Chile, rival directo, y luego le quedan Venezuela, Ecuador y Perú, que a esa altura ya pueden haberse despedido de la ilusión mundialista. En Montevideo no la tiene fácil, ya que recibe a Brasil, a Colombia –hoy su rival directo por el lugar que permite disputar el repechaje– y cierra con Argentina.

Para los colombianos y ecuatorianos, la chance parece estar reducida al repechaje. Para ello deberían sacar puntos fuera de casa, algo que les ha costado. Colombia es el mejor perfilado, ya que perdió sólo una vez como visitante, pero afronta el déficit de no haber podido ganar en esa condición. Para Venezuela, Bolivia y Perú, acceder al Mundial parece utópico, más allá de las matemáticas. No muestran juego ni futbolistas como para suponer un cambio radical que les permitan modificar una suerte que parece echada.

Compartir: 

Twitter
 

Messi quedará, pero Tevez no, para el partido de mañana contra Bolivia.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared