DEPORTES › RIVER TIENE NUEVO TéCNICO Y CONFLICTO EN PUERTA

Astrada, por 15 meses

El entrenador firmó contrato hasta diciembre de 2010 pese a que ninguno de los candidatos a presidente lo tiene en carpeta y podría durar sólo dos meses en su cargo. Dirige el lunes.

Las urgencias que atraviesa River hizo que el club encontrara rápidamente un nuevo entrenador, luego del alejamiento de Néstor Gorosito el domingo anterior. El elegido finalmente es Leonardo Astrada, quien selló ayer su acuerdo con los dirigentes y hoy mismo dirigirá la práctica. El primer compromiso de Astrada será el clásico ante Independiente, el lunes próximo en el estadio Monumental. Como el conductor era el hombre que tenía más consenso entre los candidatos a presidente de la entidad, firmó su vínculo con la institución hasta diciembre de 2010, es decir, por 15 meses. Sin embargo, todo quedará condicionado a lo que suceda dentro de dos meses, cuando el nuevo presidente determine si Astrada mantiene su puesto o si le rescinde el contrato para ubicar a otro en ese sitio.

“River le dio mucho a nuestro cuerpo técnico, y si River nos necesita, estamos dispuestos a estar y a poner el pecho. Creemos que tenemos la capacidad y la fuerza necesaria para poder soportar este momento”, dijo Astrada, que estará acompañado por Hernán Díaz y Ernesto Corti como ayudantes de campo, Facundo Peralta como preparador físico principal y Javier Sodero como entrenador de arqueros. La reunión decisiva se realizó cerca de las 18 fuera de las instalaciones del club y se desarrolló con rapidez debido a que el ex volante central había acordado todo con el presidente del club, José María Aguilar, en el encuentro que habían mantenido el lunes por la noche. Junto a Astrada estuvieron los vicepresidentes, Domingo Díaz y Julio Macchi, el secretario Mario Israel y el vocal Rodolfo Cuiña.

“Tengo un sentimiento especial por la gente de River. Uno se formó en el club como profesional y como persona, por eso acepto este desafío”, señaló Astrada, quien inició su carrera como técnico en River, en 2004.

Astrada anticipó que mantendrá charlas personales con cada uno de los jugadores “para empezar a solucionar los inconvenientes”. En ese sentido, pareció darle su respaldo al delantero Cristian Fabbiani, cada vez más cuestionado por sus últimas actuaciones, al aseverar que “es un gran jugador”. “Siempre se habló de él (por Fabbiani), del juego en Lanús y del gran nivel que tuvo en Newell’s. Seguramente está sufriendo el problema de la adaptación en River. Los buenos jugadores terminan respondiendo”, lo apoyó, en una especie de arenga anticipada.

Como River necesita sumar puntos tanto para tratar de clasificarse a la Copa Libertadores del año que viene como para aumentar su promedio para el descenso, Astrada dijo tener “esperanza en que se puedan conseguir resultados a corto plazo”. “Uno tiene confianza en el plantel con que River cuenta y tiene muchas expectativas de que en este momento difícil el jugador que salió de las inferiores de River tiene que tener entereza para salir de este inconveniente”, agregó.

Astrada iniciará hoy, a los 39 años, su segundo ciclo como conductor de River. Pero con un reto más elevado: recuperar la identidad de un equipo que hace tiempo perdió su rumbo.

Compartir: 

Twitter
 

“Tengo un sentimiento especial por River, por eso acepto el desafío.”
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.