DEPORTES › FUTBOL > ESTUDIANTES FUE RECIBIDO CON HONORES PESE A LA DERROTA ANTE EL BARCELONA

Pero el amor es más fuerte

Para Mauro Boselli, el autor del único gol contra el Barcelona, “el planteo fue casi perfecto”, y el arquero Damián Albil aseguró que el equipo tiene “hambre de gloria” como para intentar retornar al Mundial el próximo año.

Miles de hinchas recibieron como héroes en Ezeiza a los jugadores de Estudiantes, que perdieron la final del Mundial de Clubes ante el Barcelona. El arquero Damián Albil calificó de “impresionante” el recibimiento y se ilusionó con la revancha en otra final de Copa como consecuencia del “hambre de gloria” que, asegura, tiene el conjunto platense. Para Mauro Boselli, el planteo de Estudiantes fue “casi perfecto” frente al mejor equipo del mundo.

“Nos esperaron en Ezeiza en la autopista, volvieron en caravana. Fue impresionante”, reconoció Albil, que se mostró “conforme en lo grupal e individual” con lo hecho por Estudiantes. “Dejamos todo y eso nos deja tranquilos”, comentó el arquero, que se lamentó por el gol “en el último minuto” que marcó Pedro, que significó el empate y el posterior alargue. Una sensación similar expresó Boselli, autor del gol del conjunto argentino en el primer tiempo. “Tengo amargura porque no conseguimos lo que fuimos a buscar, pero todos nos podemos mirar a la cara porque dejamos todo para quedarnos con la copa”, señaló el delantero.

Sobre las razones que determinaron la derrota en tiempo suplementario, tanto Albil como Boselli coincidieron en marcar las virtudes del juego de Barcelona como la clave fundamental del desarrollo. “Tienen una enorme precisión durante 90 minutos, llegan al fondo y no tiran un centro. El que más me gustó es Ibrahimovic, me impresionaron sus movimientos, que no están de acuerdo a la altura que tiene”, señaló Albil, que también tuvo palabras de elogió para Lionel Messi: “Por algo es el mejor del mundo. Aparece en dos jugadas y define”.

Boselli, por su parte, reconoció también que Estudiantes retrocedió demasiado. “Por la calidad de Barcelona y un poquito porque no pudimos aguantar el ritmo del primer tiempo, nos fuimos metiendo atrás. Ellos nos hicieron correr sin la pelota y eso te desgasta mucho”, expresó el ex jugador de Boca, que igualmente no le encontró fallas a la forma en que jugó Estudiantes. “Desde el planteo hasta la realización fue casi perfecto, estuvimos a dos minutos de la gloria”, expresó el delantero.

En cuanto al futuro, Albil se mostró convencido de que esta experiencia servirá para próximos torneos, por lo que Estudiantes podrá repetir en el 2010, si no se venden muchos jugadores. “Es un grupo que desde hace varios años viene peleando bien arriba. Lo fundamental de este grupo es el hambre de gloria que hay.”

Compartir: 

Twitter
 

Los hinchas celebran a Juan Sebastián Verón.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.