DEPORTES › EL MUNDIAL Y LA ECONOMIA ESPAñOLA

Zapatero, agradecido

 Por Romina López La Rosa

Desde Madrid

Después de la resaca de la fiesta por el Mundial de Sudáfrica, los españoles se despertaron ayer con varias horas menos de sueño y con un interrogante no tan placentero: ¿servirá la victoria como impulso a la economía? Coincidiendo con el “tirón” de tres días que los expertos atribuyen al Mundial para impulsar el consumo, y que se cumplen hoy miércoles, surge el debate sobre si el título de campeón podría ayudar a España a salir de la peor crisis de su historia, que la azota desde hace dos años.

Las previsiones van desde las más optimistas, como la del –paradójicamente– banco holandés ABN Amro, que en un estudio vaticina un crecimiento del 0,7 por ciento del PIB para España, hasta las que niegan el impacto. La propia ministra de Economía, Elena Salgado, fue moderada y dijo que “la victoria de la selección generará confianza dentro y fuera del país”, pero muy improbablemente modifique el PBI.

Esa es, de hecho, la opinión generalizada: que no es de esperar que el crecimiento económico se vea mejorado, si bien la victoria de un equipo unido, trabajador y humilde es un golpe de imagen fundamental para una España que en las últimas semanas fue objeto de duras críticas y cuestionamientos de parte de la prensa económica internacional.

“Creo que la influencia económica va a ser insignificante”, señaló a dpa Mikel Buesa, catedrático de Economía de la Universidad Complutense de Madrid. “No digo que haya crecido algo el consumo especialmente en el sector del ocio, bares, cafeterías, pero creo que más allá de ese impacto, digamos, momentáneo, no creo que esto vaya mucho más allá.”

“De hecho, la economía no muestra ningún signo de que las cosas vayan por otro camino. Hoy acaba de publicarse que los precios cayeron el mes pasado, lo que es un signo de la atonía de la demanda. El Mundial está muy bien porque pone contenta a mucha gente, pero mas allá de esa alegría, otra cosa muy distinta son los comportamientos de carácter económico. En España hay miedo al futuro y consecuentemente un comportamiento muy preventivo.”

“Es un regalo todopoderoso”, comentó por el contrario José María Gay de Liébana, experto en economía del fútbol de la Universidad de Barcelona. Liébana se centra en el efecto psicológico, que se traducirá en mayor consumo y que, en su opinión, podría suponer medio punto porcentual más del PBI para este año.

La prensa económica, como el diario Expansión, subraya la influencia sobre la marca país, sobre todo para las multinacionales con presencia destacada en el exterior, como Iberia, que considera que “el hecho de que 700 millones de personas hayan visto” bajar de uno de sus aviones a la selección es una publicidad que no tiene precio.

El presidente de la Mesa del Turismo, Abel Matutes, también se mostró confiado acerca del impacto sobre el sector y declaró hoy que “a tenor de los estudios realizados, este título redundará positivamente en la economía española”, pues habrá más extranjeros que quieran visitar el país.

En cualquier caso, lo único seguro hasta ahora es que el fútbol fue un elemento muy positivo para la televisión, ya que el alargue de la final, en el que Andrés Iniesta marcó el gol más importante en la historia del fútbol español, tuvo 15,6 millones de telespectadores. Y también significó un pequeño “agosto” para los bares, que no dieron abasto con las bebidas ni el hielo, así como para los comerciantes chinos, que vendieron sin pausa banderas españolas a un euro.

Entre los afectados se cuentan, sin embargo, algunas empresas que ofrecieron devolver el importe de lo comprado si España ganaba el Mundial y olvidaron contratar un seguro para cubrirse las espaldas. Otras, en cambio, sacrificaron porcentajes elevados de sus ingresos para el seguro, pero afirman que así captan nuevos clientes. Es el caso de la japonesa Toshiba, que pagó casi dos millones por el seguro, o el Banco Banesto, que se gastó 15 millones de euros, pero afirma haber captado 1500 millones en depósitos. La cadena de hipermercados Carrefour tendrá que devolver a sus clientes un millón de euros por bonos de 100 que repartió entre 100.000 personas.

El periódico económico Cinco Días recuerda también el impulso de marketing que están tratando de aprovechar los patrocinantes de la selección. Buesa subraya, sin embargo, que se trata de un impacto limitado. “En este terreno lo deportivo no se traslada a otros fenómenos de la vida social. Ni a la economía ni a la política. No creo que porque España haya ganado el Mundial vaya a haber más personas que se vayan de vacaciones este verano. Un reciente estudio señalaba que en torno de la mitad de los españoles no se va a ir porque no tiene recursos.”

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.