ECONOMIA › LA OPOSICION LOGRO DICTAMEN PARA LLEVAR LA JUBILACION MINIMA AL 82% DEL SALARIO MINIMO. NO DEJARON TERMINAR A BOUDOU Y BOSSIO

Trámite express sin debatir ni escuchar razones

El denominado Grupo A obtuvo en el Senado los votos en la Comisión de Presupuesto para habilitar el tratamiento del proyecto, a principios de agosto, que eleva la jubilación mínima al 82 por ciento del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

 Por Sebastián Premici

La oposición en el Senado consiguió las firmas necesarias para completar el dictamen del proyecto que eleva la jubilación mínima al 82 por ciento del Salario Mínimo, Vital y Móvil, presentado por Rubén Giustiniani y Gerardo Morales, entre otros. Ocurrió ayer en la Comisión de Presupuesto, a la que concurrieron el ministro de Economía, Amado Boudou, y el titular de la Anses, Diego Bossio. Antes de que los funcionarios terminaran de hablar, Morales puso a consideración el dictamen, lo que evidenció que la decisión del denominado Grupo A ya estaba tomada, más allá de las explicaciones que pudieran dar los funcionarios. En la primera semana de agosto lo llevarían al recinto. Fue, en un punto, similar a lo que ocurrió con Mercedes Marcó del Pont cuando fue a defender el uso de reservas al Senado y la despidieron sin siquiera hacerle preguntas.

En sus alocuciones, cada senador del conglomerado opositor ofreció su versión de cómo financiar el proyecto –aunque todos diferían con los números que daban entre sí y con los presentados por Boudou y Bossio–, con la premisa de que la plata podría salir del superávit de la Anses y de la rentabilidad del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de las jubilaciones.

“Decir que habrá déficit en el sistema previsional es hacer terrorismo verbal. El 82 por ciento se puede financiar con el superávit de la Anses, con la rentabilidad del Fondo y quitando los recursos de la Asignación Universal por Hijo, para que sea pagada por el Tesoro. Además, otorgar este aumento tendrá una repercusión en la recaudación –vía IVA– de 14.540 millones de pesos”, afirmó el socialista Rubén Giustiniani.

Boudou no tardó en responder: “Si se erogan 20.400 millones de pesos por año –que es el costo de la iniciativa que se dictaminó–, no se podrá recaudar más que 4300 millones de pesos. Esto es aritmética, ni siquiera economía”.

–¿O sea que el Gobierno no está dispuesto a discutir la viabilidad del 82 por ciento móvil? –retrucó Giustiniani.

–Este gobierno nunca ha hecho oído sordos a los jubilados, no tiene por qué cambiar esa situación. Somos el primer gobierno de la historia que dio aumentos de haberes siete años consecutivos y que subió diecisiete veces la mínima –respondió Boudou.

Al promediar el encuentro, había sólo diez senadores de la comisión (de un total de 15), seis por la oposición y cuatro por el oficialismo. Con esos números, la oposición no podía firmar el dictamen. Cuando Morales tomó la palabra, acusó a la Anses de ser “la cajita feliz del Estado”. “En 2008 tuvieron un superávit de 15.900 millones de pesos, en 2009 fueron 14.800 millones. ¿Por qué tienen que afrontar el pago de la Asignación por Hijo con la cajita feliz de la Anses? ¿No será este organismo como el Fondo Monetario Nacional?”, chicaneó el jujeño.

Los cruces entre Boudou y Morales ya son un clásico en las visitas parlamentarias. La última vez fue durante el debate por el uso de reservas para el pago de vencimientos de deuda y la aprobación del pliego de Mercedes Marcó del Pont. A partir de este historial, Boudou contestó:

–Los que hablan del Fondo Monetario Nacional, ¿no será que estaban acostumbrados a responderle al FMI cuando les exigía bajar 13 por ciento las jubilaciones? La pregunta de fondo en este tema es si estamos dispuestos a financiar el crecimiento del país o no.

–Vos sos el acostumbrado al FMI –interrumpió Morales.

–No, vos –insistió el ministro, ya con un tono elevado–. El FMI vino a la Argentina, reclamó un ajuste y ustedes bajaron los haberes a los jubilados –agregó Boudou.

Bossio luego negó que las cifras de superávit de la Anses sean las que mencionó Morales y aclaró que esos fondos ya fueron incorporados al FGS. Después de ese cruce, el jefe de los radicales solicitó una moción de orden para pasar a la firma del dictamen. La oficialista Blanca Osuna, reglamento en mano, remarcó que había sólo seis senadores de la oposición, cuando se necesitaban siete. Inmediatamente llegaron a la reunión Carlos Reutemann y Juan Carlos Romero, ambos del Peronismo Federal.

Una vez que la oposición juntó el número para emitir dictamen, el titular del bloque del FpV, Miguel Angel Pichetto, acusó a la oposición de querer “erosionar políticamente al Ejecutivo” y levantó la reunión. Antes de que finalizara el encuentro, el radicalismo y Carlos Verna habían intentado firmar un dictamen junto a la Comisión de Coparticipación, presidida por el pampeano, quien propuso una iniciativa para financiar el 82 por ciento con los fondos de la precoparticipación. Finalmente, el dictamen fue sólo de Presupuesto. Sin embargo, Verna indicó a Página/12 que durante el debate en el recinto incluirán su iniciativa dentro del proyecto opositor.

Compartir: 

Twitter
 

Boudou frente a la Comisión de Presupuesto. Duros cruces, que no cambiaron el curso previsto.
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.