EL PAIS › HUGO MOYANO (CGT) Y VICTORIO PAULON (CTA) DEBATIERON SOBRE SINDICALISMO

Unidos por las diferencias

El titular de la CGT pidió “por la unidad del movimiento obrero” y remarcó que, a diferencia de lo que sucedía en los ’90, no hay motivos para la “fractura”. El secretario gremial de la CTA insistió en el reclamo de personería jurídica.

 Por Adrián Pérez

El líder de la CGT, Hugo Moyano, y el secretario gremial de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), Victorio Paulón, fueron los únicos oradores y animadores de una intensa discusión que versó sobre los modos de repensar el modelo sindical argentino y las postura de esas centrales sindicales en relación con el pedido de personería jurídica que la CTA viene reclamando desde hace años y las formas de representación de los trabajadores. El debate entre los referentes sindicales fue organizado por el Club de la Política, un espacio de jóvenes que busca reivindicar la actividad política, y se realizó en el Centro Cultural Caras y Caretas, enclavado en el casco histórico de Buenos Aires. Durante el encuentro, sazonado por una introducción histórica en la que ambos dirigentes rescataron los años de lucha durante la década menemista, cuando “peleamos juntos en contra de las políticas neoliberales”, el titular del Sindicato de Choferes de Camiones pidió en tono nostálgico por “la unidad del movimiento obrero” porque hoy “ya no existen motivos que justifiquen la fractura” como sucedió “en la década de los ’90”. También reconoció que no le molestaría que “le otorguen la personería gremial a una organización hermana”, aunque para que eso ocurra se “debe cambiar la ley”.

Por su parte, y si bien la CGT y la CTA comparten espacios de discusión en organismos regionales como la Coordinadora de Centrales Sindicales del Mercosur, Paulón destacó que, como sucede en todos los países del mundo, “donde hay más de una central sindical existe un debate”. Además, hizo un llamado al gobierno nacional para que la CTA tenga “igualdad de condiciones con la central hermana”. Alentó, a su vez, a “fortalecer y profundizar las políticas tendientes a la unidad de acción” que llevaron adelante durante los años ’90 con la CGT, que se materializaron “cuando el grupo Vila-Manzano despidió a 26 trabajadores de las radios LT3 y LT8 de Rosario”, rechazando la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. El secretario gremial recordó que en ese momento, durante una conferencia de prensa, “los dos Hugos (Moyano y Yasky) anunciaron una marcha sobre Rosario y obligaron a que se acatara la medida dictada por el Ministerio de Trabajo”. El sindicalista también se refirió a los 16 trabajadores de Luz y Fuerza que fueron procesados y reprimidos en Córdoba por resistirse a la nacionalización de la caja provincial o la acción en conjunto que esas dos centrales llevaron adelante cuando un policía de Neuquén asesinó al docente Carlos Fuentealba.

En diálogo con Página/12, minutos antes de que comenzara el debate, Paulón admitió que “hubo, hay y seguirá habiendo acercamientos” con la central que dirige Moyano –siempre que se trate de la necesidad de los trabajadores–, pero que eso no impedirá “mantener diferencias en cuanto al modelo de central sindical”. Eso demandará un “debate histórico” que se resolverá con el tiempo sin que por eso se produzca “una fractura que evite la unidad nacional”. Ya en el escenario del Centro Cultural Caras y Caretas, el referente de la CTA afirmó que “así como creemos que debemos acceder a plenos derechos como central sindical, también sabemos que sólo con una política unitaria desde el movimiento sindical se pueden defender los derechos de los trabajadores”.

En un tono relajado Moyano deslizó, en respuesta al pedido de personería jurídica que hizo Paulón: “No estoy preocupado ni me molestaría para nada si le dan la personería gremial a una organización hermana”. Y advirtió que para que eso suceda “se debe cambiar la Ley” 23.551 de Asociaciones Sindicales, y recordó que “a los gobiernos que intentaron cambiar la ley no les fue bien”. Sobre la necesidad de conformar otra central, el dirigente de la CGT aseguró que “si los trabajadores advirtieran que hay necesidad de una central más, se habrían adherido en masa y, sinceramente esto no fue así”. Por último, remarcó la necesidad de aprovechar las paritarias y admitió que la única presión provenía de los trabajadores.

Compartir: 

Twitter
 

Victorio Paulón (CTA) junto a Hugo Moyano (CGT) en el Centro Caras y Caretas.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.