EL PAIS › LOS PERITOS DE LOS NOBLE HERRERA NO CUESTIONARON EL PROCEDIMIENTO DEL BNDG

La contaminación fue antes de la requisa

La perito oficial y los de parte discutieron sobre la forma en que esa contaminación se produjo. Los representantes de los Noble Herrera dijeron que fue casual. La titular del BNDG sugirió que pudo haber un intercambio de prendas.

 Por Raúl Kollmann e Irina Hauser

La perito oficial y los peritos de parte de Marcela y Felipe Noble Herrera y Ernestina Herrera de Noble aseguraron que los procedimientos del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) fueron impecables y que la contaminación con distintos ADN de la ropa de los hijos de la dueña de Clarín debió producirse antes de la requisa. Para los representantes de los Noble Herrera es posible que esa contaminación se haya realizado dentro de una máquina de lavar o por rozamiento de las personas que plancharon o llevaron las prendas de un lugar a otro. La perito oficial, titular del BNDG, Belén Rodríguez Cardozo, puso en duda esa hipótesis, aseverando que se habría notado una diferencia en la intensidad de los ADN. Es más, sin decirlo explícitamente, Rodríguez Cardozo sugirió que Felipe y Marcela se cambiaron la ropa poco antes de la requisa porque –de acuerdo con la perito oficial– los rastros de ADN correspondientes a una persona masculina y a una femenina, en las medias, por ejemplo, no se compadecen con que las haya tenido puestas una persona durante cinco horas, haya caminado, haya sudado y las haya tenido pegadas al cuerpo durante todo ese tiempo. Lo mismo sucedió con la ropa interior de Marcela o las camisas o el pantalón de Felipe, con los que aquel día subieron y bajaron del auto y estuvieron sentados, en pleno nerviosismo, sudando, en el juzgado de Sandra Arroyo Salgado.

La audiencia en el juzgado federal de San Isidro batió records: empezó a las 8.30 de la mañana y terminó pasadas las 21. Todos los participantes consideraron que se trató de una jornada intensa y fructífera.

Los genetistas que declararon fueron tres. La perito oficial, Belén Rodríguez Cardozo, y los peritos de Marcela, Felipe y su madre, Primarosa Chieri y Alejandro Ruiz Trevisán. Los tres genetistas estuvieron de acuerdo en que la contaminación de las prendas no se pudo haber producido en el BNDG. Chieri fue elogiosa con el Banco, dijo que “nunca se inició ningún procedimiento sin la presencia de los peritos de parte, se fotografió todo y se sellaron las muestras de material luego de utilizado. No existe posibilidad de que nadie hubiera podido acceder a algunas de las muestras o elementos del peritaje en horarios que no fueran los de trabajo (...) ningún procedimiento se realizó sin mi presencia”.

Quedó entonces claro que la contaminación fue previa al trabajo del BNDG. Y allí se abrieron dos posturas, que diferenciaron a la perito oficial de los peritos de parte.

Estos últimos sostuvieron que la mezcla de ADN se pudo haber producido en la máquina de lavar de los Noble Herrera o por el rozamiento previo de las prendas por parte de las personas que plancharon la ropa o que la movieron de un lugar a otro dentro de la vivienda de los hijos de la dueña de Clarín. El simple rozamiento –dijeron los peritos de los Noble Herrera– pudo producir la contaminación.

La titular del BNDG, Rodríguez Cardozo, consideró que el rozamiento no produce la misma intensidad del perfil genético que quien usa la prenda. Y, además, sostuvo que la ropa no se compadecía con el uso durante horas como ocurrió aquel día. A finales de mayo, Marcela y Felipe fueron convocados al juzgado, tuvieron allí una larga audiencia con la jueza, después se subieron a sus vehículos, finalmente su casa fue allanada y se requisaron las prendas. En principio se creyó que llevaban puesta la misma ropa. Sin embargo, ayer Rodríguez Cardozo sostuvo que las prendas requisadas no se compadecían con el uso, la transpiración, el nerviosismo, el movimiento de aquella jornada. La perito afirmó que la ropa de Felipe parece nueva, de un talle mayor al de su contextura y que hasta tenía los pequeños plásticos de las prendas sin usar. “De todas maneras, puede ser que le guste usar ropa holgada. Es una cuestión que aprecié y me llamó la atención”, dijo Rodríguez Cardozo. Mañana declararán otros profesionales del BNDG.

Compartir: 

Twitter
 

La jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado escuchará mañana a otros profesionales del BNDG.
Imagen: Stock Press
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared