ECONOMIA › QUIENES NO PAGARAN EN JULIO. CUAL ES EL BENEFICIO EN LOS MESES SIGUIENTES. QUIENES DEJARAN DE PAGAR

Todo sobre Ganancias y sus deducciones

El aumento de las deducciones en Ganancias reduce el impuesto que se paga por los ingresos de enero de 2010 en adelante, confirmaron en la AFIP. Cómo se aplica en julio la escala, a quién y en cuánto beneficia. Algunos ejemplos prácticos.

 Por Tomás Lukin

Los misterios alrededor del incremento del 20 por ciento en el mínimo no imponible y demás deducciones del impuesto a las Ganancias comienzan a resolverse. Las modificaciones contemplan la retroactividad implícita, como la denominaron en la AFIP, a enero. Los montos retenidos excedentes se computarán al pago del impuesto a partir de julio hasta que ese monto se consuma. En ese momento, los contribuyentes volverán a sufrir los descuentos, pero de acuerdo con la nueva tabla de deducciones. Si los saldos a favor no se licuan antes de diciembre, se le devolverá la diferencia remanente en marzo de 2011. En el organismo que dirige Ricardo Echegaray reconocen que la arquitectura legal diseñada para la aplicación de los cambios representa una respuesta transitoria hasta que el Congreso dictamine una nueva legislación o faculte al Ejecutivo para realizarlo. El Gobierno intentará incluir la posibilidad de modificar el impuesto en la Ley de Presupuesto.

El mal denominado impuesto a las Ganancias alcanza al 16 por ciento de los asalariados registrados. Son 1.131.000 personas sobre un total de más de siete millones de trabajadores. El incremento en los conceptos deducibles deja afuera del cobro del impuesto a alrededor del 130 mil trabajadores, muchos de los cuales volverán a pagarlo a partir de los aumentos salariales de convenio acordados para lo que resta de 2010.

Las modificaciones resultaron insuficiente para la CGT, que desde hacía varios meses presionaba al Gobierno para reducir las cargas impositivas. Según precisaron en la AFIP, el 29 por ciento de los trabajadores del Sindicato de Camioneros están alcanzados por el impuesto. En los gremios de bancarios, petroleros y mineros, esa relación es más alta. En tanto, sólo pagan Ganancias el 2,1 por ciento de los gastronómicos. Por su parte, el 6 por ciento de los empleados de Comercio abonan el tributo.

La medida beneficia a un segmento reducido de los trabajadores con ingresos que se ubican por encima del promedio. La base salarial a partir de la cual se paga el impuesto pasó de 4015 a 4818 pesos para los solteros y de 5554 a 6664,80 pesos para los asalariados casados con dos hijos. De acuerdo con los datos del sistema de AFIP, la remuneración mensual promedio de los asalariados se ubica entre 3300 y 3700 pesos por mes. Algunos casos que ejemplifican la situación ante el impuesto:

- No pagaron ni pagarán: A los trabajadores con un ingreso de 5554 pesos mensuales, 2 hijos y que estén casados (con la posibilidad de deducir a su pareja), no se les descontó, ni descontará, nada en concepto de Ganancias.

- Devolución en marzo 2011: Los empleados –con las mismas particularidades familiares del caso anterior y sin variación salarial en el año– con una remuneración de 7600 pesos mensuales no sufrirán retenciones durante el segundo semestre. Los anticipos de enero a julio son más que suficientes para cubrir el monto del impuesto en el año. En marzo de 2011 el fisco le devolverá 575 pesos por las retenciones excedentes.

- Sin retenciones en el próximo bimestre: De acuerdo con las nuevas tablas, un gerente con un salario mensual de 12 mil pesos no sufrirá retención alguna entre julio y agosto, ya que los anticipos realizados en el primer semestre alcanzan para cubrir los montos estipulados para esos dos meses. Volverá a sufrir las retenciones a partir de septiembre, con una disminución en las cargas por el incremento del 20 por ciento en las deducciones del impuesto.

- Todo sigue igual de bien: Aquellos privilegiados con ingresos por 25 mil pesos mensuales no sufrieron retenciones excedentes en el primer semestre. En julio “sólo” pagarán 2500 pesos contra los 5500 pesos promedio mensual del semestre. Entre agosto y diciembre gozarán de una mejora, al pagar alrededor de 5000 pesos cada mes.

La arquitectura legal que diseñó la AFIP en las dos resoluciones publicadas el lunes en el Boletín Oficial le permiten reducir los montos retenidos mensualmente a partir de julio. Pero esa situación no será definitiva hasta que se modifique la legislación. La intención del Gobierno es incluir en el Presupuesto 2011 las facultades para que el Ejecutivo corrija e incorpore los nuevos porcentuales. Así utilizaría la misma dinámica que posibilitó los cambios anteriores pero que no está contemplada para este año. Si el Congreso no alcanza un acuerdo alrededor de la ley de leyes, existe la chance de modificar solamente el impuesto. Si ninguna alternativa prospera, el organismo que conduce Ricardo Echegaray debería revertir los cambios el año próximo.

Compartir: 

Twitter
 

La nueva tabla de deducciones de la AFIP necesita ratificación parlamentaria.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.