DEPORTES › BANFIELD VENCIO COMO VISITANTE 1-0 A VELEZ

El primer chico fue para el Taladro

Con un planteo ordenado y aprovechando un rival disminuido, Banfield venció 1-0 a Vélez en Liniers, en el debut de ambos equipos en la Copa Sudamericana. Cristian García, en la primera etapa, anotó el único gol del encuentro. La revancha está prevista para el 15 de septiembre.

El encuentro arrancó con la iniciativa de Vélez que, pese a jugar con muchos suplentes, intentó hacerse dueño del trámite. Con una superpoblación de volantes, Gareca buscó adueñarse de la pelota. Y en cierta manera lo consiguió, en parte por méritos propios y también porque Banfield prefirió refugiarse en su terreno y regalarle el balón. Pero con tanta gente en la mitad del campo, el conjunto de Liniers no tuvo profundidad en los últimos metros y, por eso, casi no le provocó sobresaltos al arquero Bologna.

Con el cero casi asegurado en su arco por la inoperancia ofensiva de Vélez, Banfield comenzó a sentirse cómodo con ese desarrollo monótono y jugado muy lejos de las áreas. Y a medida que transcurrían los minutos, con la seguridad que le otorgaba Bologna, aguardaba con más insistencia la chance de un contragolpe, que llegó sobre la media hora: Erviti cruzó un pelotazo largo para Ramírez, que aguantó el balón, hizo la pausa perfecta y cedió para Carrusca. El ex volante de Estudiantes pasó en velocidad, llegó al fondo y envió el centro justo para la llegada libre de García, que pese a pifiar con la zurda consiguió batir de derecha a la estirada de Montoya.

Si con el empate estaba conforme, no hay que ser muy lúcido para darse cuenta de que Banfield lucía encantado con el resultado. Entonces, siguió con su plan, bien ordenado en el fondo y con la jerarquía de Erviti para comandar las réplicas. Por eso, ante un Vélez impotente que regalaba espacios, el encuentro estaba servido para liquidarlo de contragolpe. Víctor López, con un cabezazo, pudo aumentar, pero el palo derecho devolvió su envío. La única cuenta pendiente para Banfield era la definición.

Del otro lado, por más que Gareca mandaba uno a uno a sus atacantes titulares al terreno, Vélez no encontraba la fórmula para vulnerar a una defensa sólida y al inspirado Bologna. Así concluyó chocando y frustrado, pensando más en el partido del domingo ante River.

Compartir: 

Twitter
 

Rosada saca el remate, pese a la oposición de Razzotti.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.