DEPORTES › LA PRUEBA ARRIBó AL DESIERTO DE ATACAMA

Se largó el auténtico Dakar

Se deja el camino por la ruta abierta y los líderes ya empiezan a correr en función del resultado final. Sainz y Coma, punteros en autos y motos; el trío argentino Maffei-Patronelli-Halpern a la vanguardia entre los cuatriciclos.

La británica Jennifer Morgan corría su primer Dakar, en moto. A Jujuy había llegado entre los últimos y tras cruzar el Paso de Jama, en la Cordillera de los Andes, para pasar de la Argentina a Chile, a 4800 metros de altura, cuando se le abrió el desierto a la vista, se apunó. Se tiró de su moto, agotada tras 500 kilómetros de manejo, sin aire, esperando ayuda. El líder absoluto del Dakar, el español Carlos Sainz, cruzó raudo la escena con su Race Touareg 3, a más de 120 km/h. La imagen de Morgan tirada en el piso duró una fracción en el parabrisas de su auto. Quizá porque ya sabía que en la ruta había 30 vehículos de auxilio con oxígeno para socorrer a los competidores apunados. Sainz sigue siendo líder. Morgan ya no está en carrera.

El Dakar entró en su fase más caliente, la del desierto de Atacama. Pasando la noche en Calama, a 2300 metros de altura, y sabiendo que a partir de hoy ya no habrá caminos, sino urgencia de navegación.

Sainz fue segundo en la etapa detrás de su compañero Nasser Al-Attiyah (que va a atacar en las dunas), pero conserva la vanguardia por 4 minutos. “Mañana (por hoy) va a ponerse serio”, afirmó. “Aún es posible todo en este Dakar”, dijo Stephane Peterhansel (BMW), que marcha tercero, a casi 6 minutos de Sainz. Orlando Terranova sigue sexto en la general con su BMW.

En cuatriciclos, los argentinos volvieron a dominar la escena y Tomás Maffei logró ganar su segunda etapa, en donde el frío fue intenso y la altura provocaba sueño, según confesó el mendocino Sebastián Halpern, tercero en la etapa y en la general. “Cuando me anoté en el rally fue una charla de amigos, y cuando empecé, mi idea era llegar entre los diez primeros, sería bárbaro. Ahora con esto estoy feliz”, declaró Maffei

El piloto de Martínez, de 26 años, ya ganó en el campeonato argentino de rally cross-country. “Salgo tranquilo pensando en llegar, sé que con la cabeza fría puedo hacer las cosas bien”, afirmó. Entre Maffei y Halpern se ubica Alejandro Patronelli, el único “sobreviviente” de la familia de Las Flores, ya que su hermano Marcos decidió no largar ayer, como había anunciado en Jujuy. Maffei vence a Patronelli por 1m54s y a Halpern por 3m11s.

Entre las motos, el catalán Marc Coma tomó la punta de la prueba por apenas dos segundos de ventaja sobre su compañero Cyril Despres. El mejor argentino clasificado es Gustavo Moreno (Kawasaki, 42º).

El auténtico Dakar ya empezó. En la vanguardia no hay lugar para solidaridad. La quinta etapa, hoy entre Calama e Iquique, prevé 423 kilómetros de velocidad pura de los 459 de recorrido total y un cierre tremendo, con la bajada de la duna de Iquique, un recorrido de 2,3 kilómetros con una pendiente del 32 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

La británica Morgan tirada en el piso sin oxígeno, el líder Sainz pasa raudo sin detenerse a ayudar.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.