SOCIEDAD › PATOVICAS HIRIERON DE GRAVEDAD A UN CHICO Y UN GRUPO DE JOVENES INCENDIO LA BAILANTA

Algo huele mal en el boliche Las Vegas

El incendio se produjo el martes, en el boliche de Rafael Castillo. Los autores son amigos de un chico de 15 años, herido de gravedad desde el 1º de enero por custodios del local. Primero hubo una protesta, que derivó en saqueo e incendio.

 Por Carlos Rodríguez

La bailanta Las Vegas, de Rafael Castillo, en el partido de La Matanza, fue incendiada el martes por la noche por un grupo de jóvenes, amigos de un chico llamado Cristian Emanuel Gómez, de 15 años, quien en la madrugada del 1º de enero fue golpeado en ese mismo lugar por custodios del boliche, según denunciaron los padres del adolescente en la comisaría local. El chico, quien se encuentra internado en el hospital Evita de González Catán, sufrió heridas graves como resultado de la golpiza. Por esa razón, el martes, después de las 21, sus amigos “hicieron primero una protesta frente al local, pero luego entraron al boliche, rompieron y quemaron parte del mobiliario y se robaron algunas cosas, motivo por el cual se inició una causa en la que hay por lo menos cuatro jóvenes involucrados”, explicó a Página/12 una fuente de la comisaría de Rafael Castillo.

Ayer por la tarde, el frente de la bailanta Las Vegas, en la avenida Carlos Casares al 600, todavía mostraba las huellas de lo sucedido en la noche del martes. “Primero quemaron gomas y cortaron la calle, pero luego algunos se metieron adentro del boliche y empezaron a sacar algunos muebles, sillas y mesas y las quemaron”, aseguró un vecino que vive en un departamento ubicado frente al boliche, en el primer piso, desde donde tuvo una visión panorámica de los incidentes. Ayer se observaban todavía los rastros de lo sucedido: trozos de telgopor, unos bafles a medio destruir, goma, madera y diversos materiales quemados, en la planta baja y en la planta alta del boliche.

Las luces de neón que tenía el local en el frente, con el nombre de la bailanta, fueron destruidos. Los jóvenes ingresaron por una de las tres puertas de acceso. Los primeros en llegar, con el propósito de apagar el incendio, fueron los bomberos de Ramos Mejía, que no pudieron intervenir porque los manifestantes los corrieron a pedradas, según informó un vocero del destacamento. Por esa razón tuvo que movilizarse un escuadrón de la comisaría de Rafael Castillo.

Los vecinos del barrio comentaban ayer lo ocurrido y asociaban al local bailable “con una serie de incidentes que se vienen produciendo desde hace cinco años, cuando se abrió el boliche”, le dijo a este diario el dueño de una ferretería que está al lado de Las Vegas. Del otro lado hay un supermercado, cuyos empleados comentaron: “Siempre hay quilombo. El más importante se produjo hace unos tres meses, cuando unos cincuenta pibes se trenzaron con unos 20 policías. Hubo de todo: piedras, palos y los canas tiraron a mansalva. Es un lugar difícil y por esa razón estuvo clausurado mucho tiempo. Ahora, al parecer, también estaba clausurado, pero igual lo abrieron para el 24 (de diciembre) a la noche y para el 1º de enero”.

Se sabe muy poco acerca de los dueños del bailable. “Hace años era un bar, pero después lo convirtieron en local bailable y empezaron los problemas porque es un lugar donde siempre hay peleas y conflictos. Y cuando viene la policía, es peor”, sostuvo la empleada de una farmacia que está frente a Las Vegas. La boleta con la tasa de servicios generales que envía al local el municipio de La Matanza tiene como “razón social” una sociedad a nombre de “De Marchi y otros”. Nadie sabe muy bien quiénes son los verdaderos dueños y tampoco fue posible determinar el nombre de los patovicas que golpearon, el 1º de enero, al chico Cristian Emanuel Gómez.

Fuentes de la comisaría del barrio confirmaron que ese día, a la madrugada, los padres del joven hicieron una denuncia “por la agresión que sufrió el pibe, de parte, presuntamente, de los custodios del boliche, por razones que se desconocen. En ese caso se dio intervención a la Fiscalía sexta del Departamento Judicial de La Matanza”. Gómez seguía ayer internado en una sala de terapia intermedia del Hospital Evita de González Catán. Su estado es “reservado”.

Por los sucesos del martes por la noche “se abrió otro expediente por daños y resistencia a la autoridad, que tramita en un juzgado del fuero penal juvenil, dado que todos los involucrados son adolescentes”. Según la policía local, “el boliche estuvo un tiempo clausurado, pero ahora habría sido habilitado, dado que nosotros no tenemos ninguna orden para cerrarlo, como ocurriría en caso de que se hubiera ratificado la clausura”.

Compartir: 

Twitter
 

El frente de Las Vegas muestra los signos de la furia que se desató contra el boliche.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.