DEPORTES › EL ARGENTINO ES íDOLO INDISCUTIDO DE LOS LIBIOS, AUN EN PLENO CONFLICTO

Messi hace su propia revolución

La mayoría de los libios prefiere al seleccionado de Brasil antes que al de la Argentina, pero a la hora de elegir futbolistas se inclina por la estrella del Barcelona. El principal estadio de Benghazi se llama Hugo Chávez.

 Por Mariano Andrade

Desde Benghazi

“Messi dice que lo que pasa en Libia ahora es una verdadera carnicería”, reza la pancarta que enseña Mohamed, un adolescente de 13 años, en el centro de Benghazi, en una particular forma de utilizar a su ídolo futbolístico para apoyar la rebelión contra Khadafi. “Lionel Messi es el mejor jugador del mundo y me pareció bien mostrar lo que piensa sobre lo que está pasando en nuestro país”, explica Mohamed, que tiene las mejillas pintadas con la vieja bandera libia (roja, negra y verde) previa a la revolución de Muammar Khadafi.

Mohamed participa habitualmente junto con su familia en las protestas frente al gran tribunal de Ben-ghazi, segunda ciudad libia, situada a 1000 kilómetros al este de Trípoli, en manos de la oposición desde hace más de una semana.

“Primero Messi, segundo Cristiano Ronaldo”, coincide en la medina, el casco histórico de Benghazi, otro adolescente, Yusef, de 14 años. “¡Messi mia mia!” (en árabe, ciento por ciento), agrega con el pulgar en alto Yusef, aclarando sin embargo que su selección favorita es la de Brasil.

El abogado Fathi Terbil, cuya detención lanzó la revuelta popular que amenaza con poner fin a más de cuatro décadas de poder de Khadafi, también es fanático de la joven estrella del Barça y, a diferencia de la mayoría de los libios, del seleccionado argentino. “Mis jugadores favoritos son Maradona y Messi. Y simpatizo con Argentina, con lo cual voy un poco contra la corriente aquí en Libia, ya que la mayoría apoya a Brasil”, admitió Terbil.

Los libios adoran el fútbol a pesar de que no tienen grandes jugadores a nivel internacional y que su país nunca ha disputado una Copa del Mundo. Ni siquiera cuando la dirigió Carlos Bilardo. El máximo logro de la selección nacional de Libia es un lejano subcampeonato en la Copa de Africa de Naciones (CAN) en 1982, cuando fueron anfitriones de esa cita, algo que se repetirá en 2014.

La liga libia es dominada por dos equipos de Trípoli, Al Itihad y Al Ahly, que se han apoderado entre ambos de 25 de los 41 campeonatos disputados hasta el momento. En Benghazi, los principales equipos son Al Ahly (cuatro títulos nacionales) y Al Nasr (uno), que suelen protagonizar clásicos calientes. El estadio del Al Ahly lleva el nombre del presidente venezolano Hugo Chávez. Situado en Benina, a 19 kilómetros al este de Benghazi, fue inaugurado en marzo en 2009 y tiene capacidad para 11.000 espectadores. Fue bautizado con el nombre de Chávez en “reconocimiento a su programa revolucionario en Venezuela y a su papel en el futuro sudamericano”, según habían indicado en su momento las autoridades libias.

Paradojas de la vida, el estadio cayó desde hace más de una semana en manos de la oposición al régimen, que controla las principales ciudades del este del país.

Compartir: 

Twitter
 

Mohamed, uno de los tantos hinchas que Messi tiene en Libia.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.