DEPORTES › EL TRIBUNAL DE DISCIPLINA LE DA VISTA A RIVER PARA QUE EFECTUE SU DESCARGO SOBRE LOS SUCESOS DEL DOMINGO

Nadie cobró posición adelantada a los barrabravas

Los videos que muestran a una docena de barras de River abriéndose camino hasta el vestuario del árbitro Pezzotta complican a dirigentes que rechazan la imputación, como el secretario Daniel Bravo. La quita de puntos sería menor.

En medio de los trascendidos sobre una posible quita de puntos, que no sería tan drástica como se especuló, y una fuerte suspensión para el estadio Monumental, el secretario de River, Daniel Bravo, negó ayer haber dado la aprobación para que la barra brava del club apretara al árbitro Sergio Pezzotta durante el entretiempo del partido ante Belgrano, que determinó el descenso de la institución a la B Nacional.

De acuerdo con lo que trascendió, la Unidad de Coordinación de Seguridad y Prevención de la Violencia en Espectáculos Futbolísticos (Ucpevef) cuenta con un video, generado por las cámaras de seguridad del estadio, en el que se comprueba que una decena de barrabravas del club se paseó por el anillo interno del Monumental y llegó hasta el vestuario de los árbitros, con la complicidad de algunos dirigentes y funcionarios del club. Ese video fue presentado como parte de la investigación por los disturbios en la Fiscalía de Saavedra. Además, un miembro de ese organismo acusó a Bravo de haber tenido una conversación telefónica en la que habría dado el visto bueno para la apretada. “Si no cobrás un penal, no salís vivo”, le habrían dicho los barras a Pezzotta.

Ante ese panorama, la situación de River quedó más complicada de lo que se suponía a partir de los disturbios. Por eso, el caso puede derivar en una grave suspensión del estadio, aunque la quita de puntos no sería alta. El Tribunal de Disciplina va a darle vista hoy a River para que haga su descargo y para esto cuenta con cinco días. En ese lapso no va a ser citado Pezzotta, ya que está concentrado para actuar en la Copa América. El Tribunal analiza la sanción para el conjunto de Núñez y se prevé que salga entre 15 o 20 días, aunque el consenso es que no pasará de los seis puntos de descuento.

Ante la acusación recibida, Bravo intentó defenderse en declaraciones radiales. “Estoy bastante indignado, entendiendo que la verdad no tengo conocimiento de haber dicho algo así, sólo hablé con mi núcleo familiar más cercano”, sostuvo Bravo. “Pero me pongo a disposición de quien lo requiera, no tengo absolutamente nada que ocultar, no hablé en esos términos con nadie y menos para hacer eso que dice este señor. Sin dudas sirve para ensuciar a una persona”, se quejó el dirigente, que anticipó que en las próximas horas el club emitirá un comunicado para aclarar la situación.

Más allá de la defensa esgrimida por Bravo, las sospechas de la fiscalía sobre la connivencia dirigente con la barra brava son muy firmes, a partir de las pruebas con las que cuenta. De acuerdo con unas fotos que publicó el diario Olé, en el video se ve a Gabriel Riccio, el hombre fuerte de seguridad de River, hablando con dos subalternos, Francisco Bierniakowicz y Néstor Morelli. Bierniakowicz, conocido como “Jajo”, es alguien muy cercano a Passarella, mientras que Morelli es vocal suplente, pero además es el encargado del estadio. En la escena posterior, Jajo conversa con Martín Araujo, el jefe de Los Borrachos del Tablón. Tras esas palabras, unos diez barras se acercaron hasta el vestuario de Pe-zzotta por la puerta Maratón, sin custodia policial, mientras los efectivos de la Federal custodiaban el hall.

Compartir: 

Twitter
 

Los empleados de River comenzaron a limpiar ayer el estadio Monumental, tras los destrozos del domingo.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared