DEPORTES › LA CRITICA SITUACION FINANCIERA DE LOS PRINCIPALES CLUBES DEL FUTBOL ARGENTINO

El fútbol del despilfarro viene asomando

Según un relevamiento de la AFA, en las tres principales categorías, serían 29 sobre un total de 61 los clubes concursados o quebrados y que siguen acumulando deudas. Sus dirigentes esperan el reajuste previsto en el contrato de la TV y analizan otras alternativas.

 Por Gustavo Veiga

El fútbol argentino sobrevivió al 11/11/11, esa cifra capicúa que se da –dicen– una vez en un siglo. Sin embargo, acercándose a fin de año entrega señales de que 2012 puede deparar algunos cataclismos. Los clubes concursados o quebrados, según un relevamiento de la AFA, son veintinueve sobre sesenta y uno en las tres categorías profesionales (Primera División, B Nacional y B Metropolitana). La cantidad no ha disminuido y, lo que es peor, siguen acumulando deuda posconcursal. Sus dirigentes esperan con ansiedad el reajuste previsto en el contrato del Programa Fútbol para Todos, pero la política de austeridad que acaba de poner en práctica el gobierno nacional los disuade de patalear. Las alternativas que comentan en voz baja van desde el pedido de suprimir el IVA en el precio de las entradas a que el Estado se haga cargo de los gastos por los operativos de seguridad en los estadios.

Es tan delicada la situación de algunas instituciones por la acumulación de nuevas deudas y no tanto por los viejos concursos o quiebras, que en la AFA miran para otro lado. Basta un botón de muestra: Talleres de Córdoba, un grande del interior quebrado desde 2004, negoció en forma individual los derechos de TV con un canal y cuando se enteraron en la asociación, le tendieron un manto de piedad. La decisión del club, pese a que juega en el Argentino A, podría ser un mal precedente para los intereses corporativos del fútbol nacional. Su acuerdo es con el Canal 10 de la provincia y le reporta por partido entre 10 y 15 mil pesos. Además, ha tenido problemas para que lo televisen de visitante porque sus rivales –enterados del acuerdo que firmó– le piden más dinero al canal. Central Norte de Salta, por ejemplo, exigió 50 mil pesos para que transmitieran su partido con Talleres. La respuesta que recibió fue negativa.

Hace poco más de doce años, en octubre de 1999, Julio Grondona afirmaba en vísperas de un nuevo mandato como presidente de la AFA (comenzaba el sexto, ahora va por el noveno): “Los clubes tendrán que gastar lo que puedan, no lo que quieran”. Fue durante una entrevista que le concedió al autor de esta nota en el diario La Voz del Interior. Declaraciones de ese tipo hubo unas cuantas, demasiadas del padre padrone de la asociación. Tantas como los desaguisados cometidos por sus colegas cuando hacen plinc-caja y salen a gastar con rapidez más de lo que reciben. Ahora se los permite el contrato del Fútbol para Todos firmado con la Jefatura de Gabinete en agosto de 2009. Son 600 millones que no sirvieron demasiado para ordenar las cuentas y sí para dilapidarlos en costosas contrataciones de futbolistas o gastos sin sólido respaldo documental. Un despropósito que desvirtúa el sentido de justicia y comunicación democrática que tuvo la medida reparadora de suprimir el monopolio privado anterior que regenteaba el Grupo Clarín.

El control de las tesorerías es responsabilidad del Tribunal de Cuentas de la AFA que previsionaba –al cierre del balance en junio de 2010– créditos a favor contra sus clubes afiliados por 460.675.655,40 pesos. La documentación que le entregan las instituciones es confidencial y no se difunde, aunque luego se conozca a través de los dirigentes que se endeudan y salen a pedir auxilio a sus socios e hinchas, como ocurrió en San Lorenzo.

“En los últimos tres años, incluso antes de la firma del contrato con el gobierno nacional, no se generaron nuevos concursos ni quiebras. No hay nuevos clubes en situación de crisis”, señala el asesor letrado de la AFA, Mario Schmoisman. La información refiere a los procesos estabilizados, con acuerdos que se han ido respetando y que, incluso, van por la última cuota de pago a los acreedores. San Lorenzo es un ejemplo en ese sentido y en otro: a pesar del dato que aportan desde la AFA, su presidente, Carlos Abdo, se quejó este año de que “es difícil gobernar habiendo heredado una deuda de 100 millones de pesos”. A fines de 2010 el pasivo global de los clubes argentinos ascendía a 280 millones de dólares. Claro que, comparado con la deuda de sus semejantes españoles de 4000 millones de euros a junio pasado, es bastante menor, como menores son sus ingresos en todos los rubros.

Esas reglas les caben a San Lorenzo, Talleres y Comunicaciones, por citar tres ejemplos de clubes que juegan en distintas categorías. La grave situación institucional que atraviesa este último, en quiebra desde el año 2000 y zamarreado en diferentes etapas por intereses encontrados como los del Arzobispado de Buenos Aires, el empresario de medios Daniel Hadad, el camionero Hugo Moyano y el empresario Daniel Grinbank, lo colocó al borde de su literal desaparición. El antecedente del Club Social Español, sucedáneo del Deportivo Español, que compite en el torneo de Primera C, es un caso que no debería perderse de vista.

La historia de la venta de Comunicaciones se remonta al 28 de julio de 1998, cuando la inmobiliaria Toribio Achával publicó un aviso clasificado que anunciaba la venta de una superficie de 60 mil metros cuadrados a quien pagara por ella desde un precio base de 12 millones de pesos (o dólares de la convertibilidad).

Desde la agrupación Todos por el Deporte, la única que se mantiene activa en la denuncia de este tipo de casos más allá de los afectados, afirman: “Los socios de Comunicaciones quieren seguir siendo los dueños de su destino y de las instalaciones que supieron construir de generación en generación. Es triste ver cómo la AFA de Julio Grondona nada hizo para rescatar y salvar al club. Es el presidente de la AFA y el vice de la FIFA, pero le desaparece un club en las narices y nada hace para evitarlo. Y encima luego gana su reelección sin un solo voto en contra. No habrá más Fútbol para Todos si de- saparece Comunicaciones”.

Compartir: 

Twitter
 

Abdo, presidente de San Lorenzo, y Julio Grondona, presidente de la AFA.
Imagen: DyN & Télam
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.