DEPORTES › PABLO PRIGIONI, NUEVO JUGADOR DE NEW YORK KNICKS

Le rodearon la Gran Manzana

El base de la selección argentina llegará a la NBA a los 35 años por una temporada, para ser el tercer base del equipo. De esa manera será el noveno argentino en llegar a la liga estadounidense. Cobrará menos de lo que ganaba en España.

A los 35 años, luego de cumplir casi todas las metas que se había propuesto, Pablo Prigioni afrontará un nuevo desafío en su trayectoria: después de disputar sus segundos Juegos Olímpicos como base titular de la selección argentina, el cordobés cambiará el País Vasco por Nueva York, luego de que se confirmara que los Knicks serán su próximo destino. Por más que ganará menos dinero que en España, Prigioni aceptó la propuesta de la tradicional franquicia neoyorquina para jugar una temporada en la NBA. De esta manera será el noveno argentino en sumarse a la liga más competitiva del mundo.

Por más que se encuentra con la selección en Foz do Iguazú –ayer tuvo descanso ante Chile–, el propio Prigioni confirmó su llegada a Nueva York. “El llamado me puso muy contento. No lo esperaba en este momento de mi carrera. Quiere decir que sigo haciendo las cosas bien. Nunca fui demasiado fanático de la NBA, pero me tentó esta posibilidad y se llegó a un acuerdo”, le confirmó Prigioni a la web del Diario Olé en Brasil, donde el equipo de Julio Lamas se prepara para los Juegos Olímpicos.

Con el arribo del ex jugador del Caja Laboral de España, ya son nueve los argentinos que llegaron a la liga estadounidense, desde que Juan Ignacio Sánchez y Rubén Wolkowyski lo hicieron en 2000 a Philadelphia y Seattle Sonics. Luego se sumaron Emanuel Ginóbili a San Antonio, Andrés Nocioni a Chicago Bulls, Carlos Delfino a Detroit, Fabricio Oberto a San Antonio, Walter Herrmann a Charlotte Bobcats y Luis Scola a Houston. A Prigioni le toca ser el primero que no es campeón olímpico, ya que los ocho anteriores integraron el plantel que obtuvo la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Antes de la confirmación del propio Prigioni, el ala pivote y capitán de la selección argentina, Luis Scola, había dejado entrever que la operación estaba cerrada, al comunicar en su cuenta de Twitter que Argentina ya tiene “un nuevo NBA”. “Me cuenta un pajarito que nosotros los argentinos ya tenemos un nuevo NBA”, señaló Scola, que seguirá en la liga estadounidense, pero aún no tiene garantizado continuar en Houston.

En cuanto a su función en Nueva York, Prigioni tiene en claro que llegará como tercer base, con pocos minutos para mostrarse en el inicio de la temporada. El armador titular es Jeremy Lin, el jugador de origen taiwanés que revolucionó a la Liga la temporada hasta que tuvo que ser operado, mientras que el suplente es el veterano Jason Kidd, que a los 39 años todavía se mantiene vigente. “La temporada es larga. Lin viene de una lesión y Kidd es veterano. Puede pasar cualquier cosa”, indicó el oriundo de Río Tercero. Los Knicks son una de las franquicias más grandes de la NBA, pero no ganan un título desde hace más de tres décadas. En la actualidad, sus mejores figuras son Carmelo Anthony y Amare Stoudemire, aunque ambos vienen de una muy mala temporada.

Compartir: 

Twitter
 

A Prigioni no le quitaba el sueño la NBA, pero esta oportunidad lo sedujo.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.