DEPORTES › JACQUES ROGGE PRETENDE QUE NO HAYA MANIFESTACIONES FUERA DEL AMBITO DEPORTIVO

El COI no quiere la política en los Juegos

El titular de la entidad elogió a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por haber aconsejado a los deportistas no hacer referencias sobre Malvinas y confirmó que no habrá minuto de silencio en homenaje a lo atletas israelíes muertos en Munich ’72.

 Por Sebastián Fest

Desde Londres

La política debe estar lo más lejos posible de los Juegos Olímpicos, dio a entender ayer con claridad el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, que valoró pero desoyó un consejo del jefe de Estado norteamericano, Barack Obama, al tiempo que elogia a la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

“Creemos que el ambiente de la ceremonia inaugural no es el adecuado para recordar un incidente tan trágico”, dijo Rogge al defender la decisión de no mantener un minuto de silencio en Londres 2012 en homenaje a los atletas israelíes asesinados en los Juegos Olímpicos de Munich ’72. En la misma rueda de prensa, la primera que celebra en Londres en la recta final hacia los Juegos, elogió a Fernández de Kirchner. “Yo estoy feliz de decir que la presidenta argentina, Cristina Kirchner, dijo que los Juegos Olímpicos no son una ocasión para manifestaciones políticas de ningún tipo”, dijo el jefe del COI, en referencia a la guerra por las islas Malvinas entre Argentina y el Reino Unido.

Londres 2012 coincide con dos aniversarios redondos: los 40 años de la masacre de Munich y los 30 de la guerra de las Malvinas. En ambos casos, Rogge fue por el camino de lo dicho en una reciente entrevista con la agencia DPA en Lausana: “Los Juegos Olímpicos no pueden cambiar el mundo, el COI no puede resolver todos los problemas del mundo. Pero puede contribuir”.

En el año en que se cumplió el trigésimo aniversario de la guerra de Malvinas, el gobierno argentino patrocinó meses atrás un video en el que se veía a un jugador del seleccionado olímpico de hockey entrenándose en las islas, a las que los británicos denominan Falklands. “Para competir en suelo inglés, entrenamos en suelo argentino”, finalizaba el discutido spot que llevó a molestarse al gobierno británico y al COI. “Hablamos con el Comité Olímpico Argentino y con el Gobierno sobre este tema”, aseguró el máximo responsable del olimpismo mundial, que tras la rueda de prensa le aseguró a DPA que no mantuvo ningún contacto directo con Fernández de Kirchner. “No hablé con la señora Presidenta, pero sé lo que dijo durante la ceremonia de despedida de los atletas olímpicos, y eso es muy positivo”, señaló Rogge.

El 26 de junio, al despedir a la delegación argentina en Buenos Aires, Fernández de Kirchner insistió en que el spot publicitario le parece “divino” y aconsejó a sus atletas: “Están esperando que hagamos cualquier tontería; no-sotros no somos tontos, no mezclamos las cosas. No necesitamos hacer ninguna cosa reñida con las prácticas deportivas. Nuestros derechos los defenderemos en los foros, donde se debe”.

El delicado tema del recuerdo de la matanza de los atletas israelíes en Munich representa, en cambio, una complicación mayor para Rogge, al que se le hicieron varias preguntas sobre el asunto. “Voy a asistir, junto a una fuerte delegación del COI, a un acto de la delegación israelí. Y habrá un acto el día exacto, el 5 de septiembre, en el lugar donde la matanza ocurrió (el aeropuerto militar de Fuerstenfeldbruck, en el que fracasó la operación de rescate)”. Los familiares de los atletas muertos llevan intentando desde los Juegos de Montreal ’76 que el COI dedique en los Juegos un minuto oficial de silencio en homenaje a las víctimas.

Rogge también valoró la opinión del presidente estadounidense, Barack Obama, aunque destacó que el COI no está obligado a seguir los consejos de hombres de Estado o representantes reconocidos de la sociedad. “Tomamos una decisión teniendo en cuenta el consejo, aunque no necesariamente lo sigamos”, remarcó el dirigente belga, que desoye también los pedidos en el mismo sentido hechos por la primera ministra australiana, Julia Gillard; el Parlamento canadiense; el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle;, y el propio ministro de Deportes de Bélgica, Philippe Muyters.

Compartir: 

Twitter
 

“No hablé con la señora Presidenta, pero sé lo que dijo, y eso es muy positivo”, aseguró Rogge.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.