DEPORTES › HISTORICA VICTORIA FRENTE A GRAN BRETAÑA

Ganaron con las manos de Dios

Fue la primera victoria de un equipo nacional de la disciplina en los Juegos Olímpicos. El triunfo acerca al conjunto a la posibilidad de clasificarse a los cuartos de final. Suecia, al que ya vencieron, es el próximo rival.

El seleccionado argentino masculino de handball, Los Gladiadores, logró ayer una histórica victoria en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, al derrotar por 32-21 a Gran Bretaña, en un partido de la tercera fecha del grupo A. Con este triunfo, Argentina, que había debutado con derrota ante Islandia (31-25) y luego perdió con el actual campeón, Francia (32-20), dio un paso enorme en su primera participación olímpica y en su sueño de clasificarse a la siguiente ronda; mañana, a las 10.30, el equipo nacional se medirá con Suecia, rival al que venció en el Mundial de Suecia 2011, y el lunes definirá su pase a cuartos frente a Túnez.

En el inicio del partido, los muchachos argentinos empezaron muy nerviosos, como dando muestras de sentir la presión por tener que cargar con el peso del partido y la obligación de ganar por ser el mejor de los dos equipos. El técnico croata que dirige a los británicos dispuso una marca personal por toda la cancha sobre Diego Simonet, que se sacrificó en pos del equipo y se movió para generar espacios que fueron bien aprovechados por Gonzalo Carou.

Con el gran rendimiento de Matías Schulz (atajó un 55 por ciento), sumado al buen ingreso de Juan Manuel Vázquez, con tres goles consecutivos, los argentinos consiguieron adelantarse 15-8, pero Gran Bretaña aprovechó una serie de errores para cerrar en 16-11.

En el segundo tiempo, los dirigidos por Eduardo Gallardo lucieron muy superiores, ajustaron la marca en defensa y la precisión en ataque y, con un parcial de 12-1 en los primeros diez minutos, estiraron a 15 la diferencia en el marcador.

Ante la superioridad de Argentina, el único que daba la cara por Gran Bretaña era Steven Larsson (danés nacionalizado), el otro máximo anotador del encuentro. En los minutos finales, con la victoria asegurada y el “¡Vamos, vamos, Argentina!” de los familiares, amigos y demás deportistas sonando en el Cooper Box, el equipo nacional se relajó y disfrutó de un momento que quedará en la historia.

“Es un día histórico porque ganamos el primer partido en un Juego Olímpico. Es una alegría enorme para un grupo de jugadores que luchó mucho en los últimos años”, comentó el entrenador argentino a la agencia Télam. “Estos chicos son serios y tienen objetivos claros. Me da mucha felicidad que hayan logrado este triunfo”, agregó Gallardo.

Por su parte, el central del seleccionado argentino, Diego Simonet, destacó: “Estamos satisfechos, ganamos el partido que teníamos que ganar. Jugamos muy bien y por eso estamos en condiciones de dar otro batacazo ante Suecia”. Y agregó: “En el primer tiempo nos costó un poco resolver la marca personal, pero ya en el segundo, con una buena defensa y los contraataques, pudimos estirar la ventaja y ganar un partido histórico”.

Con respeto a Suecia, el próximo rival, el también jugador de US Ivry Handball, de la liga francesa, señaló: “Podemos ganarles, si jugamos bien y les metemos un poco de presión, algo que ellos no saben manejar. Suecia se quedó afuera del próximo mundial y van a querer ganarnos como sea”.

El equipo argentino tuvo su formación inicial con Matías Schulz; Federico Fernández, Leonardo Querín, Gonzalo Carou, Pablo Portela, Sebastián Simonet y Andrés Kogovsek, y luego ingresaron Fernando García, Diego Simonet, Federico Vieyra, Guido Ricobelli, Federico Pizarro, Juan Manuel Vázquez y Damián Migueles.

Compartir: 

Twitter
 

El furioso remate de Federico Pizarro ante el bloqueo de McDermott.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.