DEPORTES › BOCA CAYO 1-0 ANTE ESTUDIANTES Y LLEVA DIEZ PARTIDOS SIN GANAR

El peor de todos los comienzos

El equipo de Bianchi no pudo ni siquiera contra el débil conjunto platense, que sigue en la última posición. Aunque por momentos jugó mejor, desperdició todas sus oportunidades. Otro golpe en la previa del superclásico.

Boca, con mayoría de suplentes, volvió a sufrir la falta de gol, y pese a que por momentos fue claro dominador del encuentro, finalmente cayó ante Estudiantes por 1-0 en el Ciudad de La Plata y así estiró a diez partidos su racha sin victorias en el torneo Final, con lo que igualó la peor racha negativa de 1957. El entrenador Carlos Bianchi rescató los puntos positivos del equipo. “En lo anímico estamos bien. Les dije a los muchachos que fuimos superiores al adversario y que hicimos un partido correcto. No tenemos que pensar en la serie de derrotas”, afirmó.

El gol de Maximiliano Núñez, además de asegurarle la victoria a los dirigidos por Mauricio Pellegrino –la primera en el certamen–, sirvió para cortar una racha en el equipo platense de 433 minutos sin marcar goles, ya que la última vez había sido contra Vélez por la sexta fecha. Eso sí, pese al triunfo, Estudiantes no logró abandonar el último puesto de la tabla de posiciones.

No fue buena la primera parte. Sin embargo, Boca había conseguido ser superior y mucho más peligroso en la zona de definición. De hecho, al terminar los 45 iniciales, los dirigidos por Bianchi contaban tres situaciones claras de gol. El problema era, precisamente, la incapacidad para concretarlas. En la primera, Lautaro Acosta disparó frente al arquero Gerónimo Rulli, y éste le desvió la pelota al corner. Luego inquietó Somoza, de cabeza; y por la misma vía lo tuvo Santiago Silva, pero el arquero de Estudiantes volvió a responder.

No atacaron los dirigidos por Pellegrini –que debutaba como DT en condición de local– durante toda la primera parte. Y eso permitía imaginar que el partido estaba más para Boca. Pero la segunda parte fue distinta. Se jugó con mucha intensidad y la lucha terminó absorbiendo prácticamente todo el desarrollo. Mucha fricción en el medio y poca elaboración de juego, el partido necesitaba un chispazo para encenderse. Carlos Auzqui armó la jugada por la franja derecha y la definió Duván Zapata, con un zapatazo fuerte en el que Agustín Orión dio el rebote que tomó Núñez para definir con el arco libre.

Boca sufrió el mazazo, pero no se cayó. Fue a buscar el empate y pudo acaso haberlo logrado, de no ser porque el penal de Leandro Desábato sobre Acosta no fue advertido por el árbitro Diego Abal. Luego fue el ingresado (en un cambio triple) Leandro Paredes el que tuvo dos chances clarísimas, que fueron a terminar a las manos de Rulli, que ya era claramente la figura del encuentro. “Tuvimos chances, hicimos un buen partido, pero nos vamos con un resultado negativo”, sintetizó Orión.

Compartir: 

Twitter
 

Caras largas de los jugadores de Boca, una vez consumada la caída.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.