DEPORTES › UN INTEGRANTE DE LA BARRA BRAVA DE LANUS FUE ASESINADO DE UN DISPARO EN EL PECHO POR UN POLICIA

Sangre de gatillo fácil en el fútbol

Ocurrió en las afueras del estadio Ciudad de La Plata, donde Lanús visitaba a Estudiantes. El hincha recibió un balazo de goma en el pecho después de un confuso incidente cuando la barra ingresaba al estadio. Tres policías detenidos.

Un integrante de la barra brava de Lanús fue asesinado como consecuencia de un enfrentamiento con la policía en el inicio del encuentro ante Estudiantes en La Plata. Una vez conocida la gravedad del hecho, el partido fue suspendido en el entretiempo cuando el conjunto platense se imponía 2-0. Mientras tanto, el ministro de Justicia y Seguridad de la provincia de Buenos Aires separó del cargo y pidió la detención de los tres policías que estaban en la zona del incidente, ya que están acusados de haber efectuado el disparo fatal. Además, otro simpatizante sufrió heridas de gravedad al ser atropellado por un auto en el momento que intentaba escapar de la zona de los incidentes.

Carlos Jerez, de 38 años, apodado el Zurdo, recibió un itakazo de bala de goma en el pecho y murió antes de llegar al Hospital San Roque de Gonnet. De acuerdo con lo que relataron algunos testigos del hecho, Jerez primero recibió un culatazo en la cabeza y luego el impacto de bala que le ocasionó la muerte. “De alguno de los tres policías desafectados salió el disparo”, aseguró el ministro Casal, que confirmó que la muerte de Jerez se produjo por ese impacto. A partir de esos relatos, Casal dispuso que el capitán Roberto Lezcano, el capitán Víctor Bacuco y el teniente Jorge López quedaran separados de sus funciones y los puso a disposición de la fiscal Ana Medina, que quedó a cargo de la investigación.

Cuando Jerez fue atendido en el hospital, presentaba una herida en el pecho de un diámetro entre 4 y 6 centímetros, de la que se extrajo un perdigón de goma, lo que descartó la versión original de una herida cortante producto de una interna de la barra y despertó la hipótesis de la intervención policial, lo que luego se fue confirmando.

En cuanto a los motivos que generaron los incidentes, en la cancha circularon dos versiones. Por un lado, se mencionó un problema entre hinchas y efectivos de la Policía Bonaerense durante uno de los cacheos de acceso al estadio. La otra especulación indicaba que los primeros inconvenientes surgieron por una interna de dos facciones de la barra brava de Lanús: una de Monte Chingolo y otra de Villa Sapito. Lo concreto es que, tras ingresar los hinchas al estadio Ciudad de La Plata, ya con el partido empezado, se produjo un nuevo enfrentamiento en el que intervino la policía y que terminó con el trágico saldo de la muerte de Jerez.

En tanto, amigos del hincha fallecido que fueron hasta el hospital contaron a la prensa que la policía los trató mal desde que arribaron al estadio. “Desde que llegamos a la cancha, los policías de la Caballería nos venían golpeando, y cuando estábamos por entrar, sale gente de Infantería que estaba reprimiendo adentro”, aseguró un testigo en el hospital, que contó además el momento del disparo. “El chico se pone delante de los policías porque había menores con él; entonces un efectivo le apunta y le dispara a quemarropa en el estómago”, agregó el testimonio recogido por la agencia DyN.

Mientras tanto, el partido seguía con su desarrollo. Leandro Desábato, con un cabezazo, y el colombiano Duvan Zapata, con una palomita, anotaron los tantos de Estudiantes, que se imponía 2-0 al término del primer tiempo. Fue entonces cuando el árbitro Patricio Loustau se enteró de lo sucedido y, de inmediato, reunió a los presidentes de ambos clubes, Enrique Lombardi y Alejandro Marón, y luego de media hora de deliberaciones, resolvieron interrumpir el encuentro. “Decidimos suspenderlo por la muerte del hincha. Lo más aconsejable era ponerle fin de esta manera. Lo único que puedo decir es que lamentamos la muerte de una persona”, señaló Marón, titular de Lanús. “Tenemos que dar el ejemplo, no podemos seguir jugando cuando hay un muerto”, agregó Lombardi, máximo dirigente de Estudiantes.

Si bien en un primer momento trascendió que había otro herido grave producto del enfrentamiento, desde el hospital de Gonnet se confirmó que en realidad se trató de una persona que quedó internada con politraumatismos al ser atropellada en las inmediaciones del estadio cuando intentaba escapar de la zona de conflicto.

Compartir: 

Twitter
 

El ingreso precipitado de la barra de Lanús al estadio de La Plata.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.