DEPORTES › GINOBILI ANALIZO LA DERROTA DE SAN ANTONIO ANTE MIAMI

“Estoy triste y desilusionado”

El bahiense se mostró molesto por la final perdida, sobre todo por haber estado tan cerca de ganarla en el sexto partido. “Hubiese sido increíble vencer al campeón de visitante, pero el trofeo lo tienen ellos”, explicó.

El sueño de conseguir el cuarto anillo de campeón de la NBA no fue posible. Por eso, el argentino Emanuel Ginóbili se mostró “triste y desilusionado” después de perder, con San Antonio, la serie final ante Miami, que retuvo el título de la liga estadounidense con la victoria como local 95-88 en el séptimo partido de una serie inolvidable.

“Estoy orgulloso de lo que hicimos, pero también un poco triste y desilusionado. Hubiese sido algo increíble como equipo ganarle al campeón de visitante, pero el trofeo lo tienen ellos”, se lamentó el bahiense, que consideró que la gran chance perdida se dio en el sexto juego, cuando San Antonio dilapidó una ventaja de cinco puntos faltando menos de 30 segundos. “Todavía pienso en ese partido. Me da mucha bronca cómo lo perdimos. Se nos escaparon dos rebotes, se tiró una moneda al aire y lo perdimos. Pasamos un muy mal momento en estos dos días”, expresó el argentino, que perdió por primera vez una final de la NBA, luego de las tres definiciones ganadas, en 2003, 2005 y 2007.

Más allá de ese lamento puntual, Ginóbili también destacó que en el séptimo partido San Antonio tuvo chances de llevarse el juego. “Se estuvo a punto de empatarlo con el tiro de Tim Duncan a 40 segundos”, indicó el bahiense, que igualmente reconoció que la estrategia de su equipo el jueves no funcionó. “Del último juego no hay mucho que decir si viene LeBron y mete cinco triples o Wade juega uno contra uno todo el partido cuando nuestra estrategia era otra”, indicó Ginóbili, que fue titular y jugó 35 minutos, en los que convirtió 18 puntos con 4-7 en dobles, 2-5 en triples y 4-4 en libres. Además, brindó cinco asistencias, tomó tres rebotes, registró cuatro pérdidas y cometió cuatro faltas.

A pesar de la lógica bronca por la derrota, Ginóbili tuvo tiempo para hacer un balance positivo de la temporada. “En un par de días, cuando empiece todo a caer, me voy a dar cuenta de que hicimos un torneo impresionante. Todos los años seguimos estando ahí y no ganamos de milagro, hubiese sido algo memorable, un gran premio a Pop, a Tim, a todos. También hubiese sido gratificante porque somos un equipo de laburantes, porque no tenemos un LeBron, un Durant o un Kobe. Nosotros tenemos que pasar la pelota, que trabajar cada punto”, remarcó el argentino.

Con la chance perdida, una de las preguntas recurrentes pasaba por el futuro de Ginóbili, que ya terminó su vínculo con San Antonio. Sin embargo, el escolta dio un indicio firme: “Creería que voy a volver por la revancha, pero no tengo ganas de pensar ahora, fueron dos días bastante jodidos y mi cabeza está hecha una licuadora. Quiero estar con mi familia, descansar y con tiempo veré qué pasa”.

Compartir: 

Twitter
 

Ginóbili convirtió 18 puntos en la noche del jueves, pero no alcanzó para ganar el cuarto anillo.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.