DEPORTES › NATACION EN LOS JUEGOS NACIONALES EVITA

Lo esencial es (in)visible a los ojos

 Por Guillermo Blanco

Desde Mar del Plata

Marion Laub, con nadadores de Salta, Buenos Aires y Tucumán.

Ella los ve, los observa, y ellos a su manera lo saben, mientras se tiran al agua en una de las maravillosas piletas del Ente Municipal de Deportes y Recreación. Están allí convocados por los Juegos Nacionales Evita y la profesora alemana Marion Laub hace un relevamiento de ciegos y disminuidos visuales para una preselección que se desarrollará en el Cenard.

“Hay varios chicos y chicas de 11 a 18 años muy prometedores. Este año hubo muchos competidores de distintas provincias y eso es muy bueno, porque año a año crece la cantidad de gente joven con discapacidades distintas que participan de los Juegos”, comentó la entrenadora que llegó a ser una destacada nadadora en su tierra natal.

Desde hace una década desarrolla su tarea de profesora en la Argentina con niños y jóvenes de estas características y su última gran experiencia fue en los Parapanamericanos en Canadá. Ahora es el tiempo de seguir haciendo crecer la actividad que tiene un hondo contenido social, con la grata excusa del deporte.

En el complejo natatorio del Emder es conmovedor ver el panorama. Ciegos y discapacitados visuales que encaran el agua como a la vida, y dan una muestra inmensa de voluntad. Y Laub tiene algo que ver en todo esto. “También realicé varias charlas didácticas con los profesores de las distintas delegaciones para ayudarlos en su tarea técnica y en su trabajo de entrenamiento. Como siempre digo y pienso, los Juegos Evita son únicos en el mundo”, afirmó.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.