EL PAíS

La Griega no estará sola

 Por Tomás Lukin

Anticipar nombres de eventuales colaboradores se convirtió en el tema dominante de la recta final de la campaña presidencial. El gobernador bonaerense Daniel Scioli informó ayer que la ministra de Economía provincial, Silvina Batakis, ocuparía ese mismo cargo en la Nación si él gana las elecciones. De bajo perfil, descontracturada, fanática de Boca Juniors y militante peronista, la economista de 45 años se desempeña al frente de la cartera bonaerense desde 2011 y su gestión estuvo concentrada en la administración de las siempre tensionadas finanzas públicas de la provincia. La implementación del resistido revalúo fiscal de los campos provinciales, la resolución de distintos conflictos salariales, la distribución de recursos hacia los municipios, la colocación de deuda externa son algunos de los logros que se adjudican en su equipo.

La anticipada designación de Batakis no implica desplazar al resto de los nombres barajados para reemplazar a Axel Kicillof. Como sucede en la actualidad, si Scioli llega a Presidente, economistas como Miguel Bein y Mario Blejer, funcionarios como Gustavo Marangoni y Santiago Montoya, o el histórico contador y asesor del gobernador, Rafael Perelmiter, continuarán siendo parte de su equipo de consulta permanente en temas económicos. Y un filtro inevitable para cualquier iniciativa que busque impulsar la posible futura ministra de perfil heterodoxo.

La Griega, como la llaman, y como la presentó Scioli hace cuatro meses ante empresarios, nació en Río Grande y repartió su vida entre Río Gallegos, Rafaela, Taco Pozo (localidad chaqueña donde su madre fue concejal) y La Plata. Hoy vive en el barrio porteño de Caballito y sus jornadas se distribuyen entre su despacho platense y las oficinas que tiene en la Ciudad de Buenos Aires frente al Banco Provincia.

Si bien en la provincia concentró sus esfuerzos en contener el gasto y lograr un equilibrio fiscal, sus colaboradores advierten que a nivel nacional los objetivos fundamentales están puestos en la creación de puestos de trabajo, el desarrollo industrial y el impulso al mercado interno. La funcionaria se identifica como una defensora de la intervención y regulación estatal. Desde que comenzó a participar del debate mediático, reconoció necesario alcanzar un acuerdo sustentable con los buitres para conseguir financiamiento externo y rechazó que una devaluación y el libre comercio resuelvan los problemas externos del país. Batakis lleva más de dos décadas en la administración económica provincual. Comenzó como asesora en 1996, cuando el ministro era Jorge Remes Lenicov. Hizo un master de Economía Ambiental de la Universidad de York (Inglaterra) y, durante la salida de la crisis de la convertibilidad, fue asesora de la Subsecretaría de Relaciones con las Provincias en el Ministerio de Economía, que conducía Remes Lenicov, durante el gobierno de Eduardo Duhalde. Ahí trabajó en el rescate de las cuasimonedas bajo las órdenes de su amigo personal y compañero en la Agrupación Peronistas Sin Fronteras, Alejandro Arlía. A él lo acompaño en la provincia cuando pasó a trabajar con Scioli, y hace cuatro años Batakis lo reemplazó en el ministerio provincial.

Ningún funcionario provincial pone en duda la estima y consideración que el gobernador tiene por Batakis, pero la estrategia frente a una hipotética negociación con los fondos buitre, la regulación cambiaria, el valor del dólar y el financiamiento de proyectos de infraestructura será sometida a diferentes y variadas instancias de evaluación. Su rol será muy distinto al que exhibe Axel Kicillof. Aunque Scioli ya la confirmó, ella todavía no conoce qué estructura tendrá la cartera a su cargo. Una versión sostiene que, por ejemplo, el influyente área de Comercio, donde hoy se lleva adelante la política de administración de las importaciones o el plan Precios Cuidados, pasaría a depender del ministerio de Industria. Entre los funcionarios que acompañan a la ministra de Economía bonaerense, hacen una valoración positiva de esa constante discusión a la que se someten sus iniciativas.

El equipo de colaboradores más cercano de la ministra está compuesto por tres subsecretarios formados en la Universidad de La Plata: Gabriel Esterelles en Hacienda, Agustín Lódola al frente de Coordinación Económica y Karina Angeletti es la encargada del vínculo con los organismos multilaterales de crédito. El grupo de trabajo diario se completa con el economista Patricio Narodowski, su principal asesor en temas macroeconómicos, y su jefa de Gabinete Jimena Villegas. Con ellos más un puñado de colaboradores intenta reunirse tres horas por semana, preferiblemente temprano los lunes, para debatir temas de la economía local e internacional. Los encuentros pueden ser en su oficina, donde las fotos del gobernador conviven con un cuadro de Carlos Tevez que arrastra desde su época de subsecretaria. La funcionaria es fanática de Boca Juniors, una pasión que comparte con el candidato a vicepresidente Carlos Zannini, y a los partidos en la Bombonera la acompaña su hijo adolescente Mateo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.