DEPORTES › POR QUE LOS CLUBES BUSCAN TECNICOS DEL RIÑON

De inferiores, de emergencia

Los cinco grandes del fútbol argentino tienen entrenadores que trabajaban en sus divisiones menores, pero el ambiente cree que es una moda planteada por situaciones de urgencia.

 Por Adrián De Benedictis

La tendencia de los clubes del fútbol argentino de promover directores técnicos de sus divisiones inferiores a los planteles profesionales parece ser una salida de urgencia más que una convicción de los responsables de las entidades, según los testimonios recogidos por Página/12. Después de la situación planteada por este diario en su edición de ayer, teniendo en cuenta que los cinco equipos grandes del fútbol argentino han hecho uso de esa opción, distintas personalidades del ambiente consultadas por este diario coincidieron en eso.
Para el entrenador Mario Zanabria, la decisión de buscar a un técnico que ya estaba trabajando en el club “se produce porque los dirigentes quieren protegerse de los malos resultados. En principio, la idea es calmar la ansiedad, y luego ver si responde al frente del plantel. Eso sirve para cubrir a los directivos del puteómetro. La confirmación posterior llega por los resultados”.
En este sentido, el periodista especializado Alejandro Fabbri explica que “estas designaciones son oportunistas. Es una buena chance para ahorrar dinero, pero si después fracasan los echan. Simplemente es un intento. Esos técnicos tienen poco plafón. Esto es una tendencia que no sé si continuará, no hay una regla. Lo que hace es dejar en claro que los dirigentes no tienen proyectos”. Y agrega: “Creo que lo hacen cuando el equipo ya no tiene chance de pelear por algo importante. Por ejemplo, en Boca tienen el síndrome de Bianchi, y pusieron a Benítez de apuro”.
A su vez, Oscar López, ex entrenador de Español y Racing, entre otros, considera que “los entrenadores que están trabajando en inferiores deben ser interinos, ya que el trabajo con los menores es muy distinto al de un entrenador de Primera”. Y aclara diciendo que “son dos funciones diferentes que no conviene mezclar. Por lo general, los entrenadores que están trabajando con los chicos no suelen hacer grandes gestiones en Primera División”.
Por otro lado, el actual entrenador de Banfield, Julio Falcioni, cree que “cada club elige de acuerdo con sus posibilidades. Y eso se da en momentos especiales, por alguna circunstancia particular del equipo. Pero en definitiva, la capacidad de cada técnico es lo que influye definitivamente”.
Falcioni fue más allá y destacó a Guillermo Rivarola, el conductor de Racing: “Si bien muchos suelen estar identificados con la institución, el caso de Rivarola en Racing es más meritorio, porque no es un hombre surgido de ahí”.
Quien sostiene una posición similar a la de Falcioni es el presidente de Vélez, Raúl Gámez, que expresó que en el club de Liniers “se intenta buscar al técnico más conveniente. Si creemos que puede ser alguien que esté trabajando en el club, mejor. Así lo hicimos con (Alberto) Fanesi el año pasado y con (Osvaldo) Piazza cuando se fue Bianchi. Pero tampoco tenemos prejuicio de llamar a un entrenador que no sea del riñón de este club”.
Esta nueva situación se está dando en varias instituciones en el actual torneo Clausura. Entre los que orientaron a los menores antes de desembarcar entre los “grandes” se encuentran Benítez (Boca), Santoro (Independiente), Rivarola (Racing) y Gabriel Rodríguez (San Lorenzo).

Informe: Leonardo Castillo.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Benítez, el entrenador de Boca, en el entrenamiento de ayer.
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.