DEPORTES › ARGENTINA PERDIO EN EL DOBLES Y CAE 2-1 CON ESLOVAQUIA

Ahora hay que darlo vuelta

Nalbandian y Puerta no pudieron con Mertinak y Beck, por lo que Coria y el cordobés tienen que ganar sus singles para llegar a la final.

Eslovaquia tomó una ventaja importante de 2-1 sobre la Argentina en la semifinal de la Copa Davis que animan en Bratislava, tras el triunfo logrado ayer por Karol Beck y Michal Mertinak sobre David Nalbandian y Mariano Puerta, en el punto de dobles. La pareja argentina claudicó al cabo de dos horas y 44 minutos de juego por un parejísimo 7-6 (7-5), 7-5 y 7-6 (7-5), que dejó en claro que los eslovacos fueron más convincentes en los puntos cruciales del partido. Tras la caída de ayer, el equipo capitaneado por Alberto Mancini cuenta con la única opción de ganar los dos puntos que restan para acceder a la final. En el primer turno, a partir de las 10, Guillermo Coria buscará el empate ante Dominik Hrbaty, mientras que luego Nalbandian se medirá ante Beck (televisa TyC Sports hasta las 14, luego va por TyC Max y después de las 16 vuelve a TyC Sports).
Nalbandian, el estandarte del equipo argentino, se juntó ayer con el también cordobés Mariano Puerta y juntos intentaron repetir un triunfo clave como el que habían conseguido sobre Australia en abril pasado, cuando vencieron a Wayne Arthurs y Lleyton Hewitt. Sin embargo, la rapidísima carpeta del Sibamac Arena y la gran labor de la dupla eslovaca fueron un obstáculo imposible de descifrar para la pareja cordobesa, ya que pese a estar muy cerca en cada uno de los tres sets, jamás pudieron colocarse en ventaja sobre sus rivales.
El primer set duró 61 minutos y se inclinó en favor de los europeos por 7-6 (7-5) en un reñido y parejo tie break. Puerta aportó sus variantes con la muñeca izquierda, Nalbandian su devolución exquisita, y juntos una buena coordinación, aunque nada de eso bastó para doblegar a la dupla eslovaca, que sostuvo su juego en el poderoso saque de Beck y el juego profundo de Mertinak.
El segundo set se definió en favor de los locales por 7-5 al cabo de 46 minutos y se dio la particularidad de que se definió tras el primer quiebre de servicio del partido, sobre el saque de Puerta. Los argentinos quebraron por primera vez para igualar 5-5 y volvieron a estar muy cerca, pero volvieron a fallar a la hora de contener a Beck, autor en total de 12 aces y tan certero con su servicio como flojo con la volea, lo que debió ser más aprovechado en los momentos definitorios. Otro quiebre sobre Nalbandian resolvió el parcial para los locales.
En el tercer y definitivo set (7-5 en el tie break) ganado por los eslovacos, Puerta se quedó sin piernas, falló voleas sencillas para un jugador de su nivel y Nalbandian también bajó un poco su rendimiento, aunque surgió un elogiable amor propio que les permitió estirar al límite la definición. Pese al esfuerzo, los argentinos claudicaron ante los eslovacos, quienes sin ser especialistas en el punto de parejas, tienen mucha más experiencia. Es que Argentina, con ocho tenistas entre los mejores 60 en el ranking mundial de dobles, no cuenta con ninguno de ellos para la Copa Davis, y por eso termina pagando caro y claudica ante jugadores del nivel de Beck o Mertinak.
Claro está que, con cuatro tenistas entre los 11 mejores del ranking de singles (los cuatro que integran el equipo actual de Mancini), Argentina es superior a Eslovaquia, pese a que Hrbaty y Beck tienen a un aliado de peso, la rapidísima superficie del Sibamac Arena, un obstáculo más a sortear si se pretende hacer historia grande en la Davis. Ahora la palabra la tienen Coria y Nalbandian.

Compartir: 

Twitter
 

Nalbandian y Puerta se dan ánimo durante el partido.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.