DEPORTES › LAS ACTUACIONES INDIVIDUALES ANTE UN RIVAL ACCESIBLE

Palacio, Masche y algo de Messi

- Romero (6): El arquero del Mónaco tuvo poco trabajo durante el encuentro, pero consiguió dejar mudos a los presentes cuando a los 21 minutos dudó en salir ante un centro de Bateau.

- Campagnaro (6): No desentonó por la franja izquierda, se mostró siempre como opción en ataque y por lo general resolvió bien. Tuvo una buena intervención cuando Jones se le escapó a Gago para recuperar la pelota y disipar el peligro.

- F. Fernández (5): Otro que tuvo poco trabajo en el fondo, pero cumplió. Tuvo una chance de gol a los 40 minutos, con un remate que dio en el travesaño.

- Demichelis (6): Se lo vio bien metido en el partido y ensamblado con el resto de sus compañeros, algo positivo teniendo en cuenta cómo logró ingresar al equipo, a último momento y sin que nadie lo esperara. Tuvo un intervención clave cuando cortó una corrida de Jones, para que éste no quedara sólo frente a Romero. En esa jugada se lesionó (golpe en el tobillo derecho) y fue reemplazado por Basanta (5).

- Rojo (5): Hizo un partido discreto, pero no desentonó. Respondió ante la escasa demanda del equipo visitante. Y, al igual que Campagnaro, recorrió su franja de ida y vuelta sin acusar cansancio. En la ofensiva aportó poco.

- Gago (5): Se asoció bien con Messi y contribuyó bien en la generación de juego del equipo. Estuvo preciso en los pases cortos, pero le faltó levantar la cabeza para intentar romper con su pase profundo la muralla defensiva del conjunto visitante. Fue reemplazado por Biglia (5), quien no desentonó.

- Mascherano (7): Fue uno de los motores principales del equipo. Firme en la recuperación, presionó muy bien a los volantes rivales y se mostró muy metido en el trámite del partido. Metió el segundo gol, tras un rebote en un palo de un tiro libre de Messi.

- Di María (6): Para completar su buena labor, sólo le faltó el gol. Lo tuvo en varias oportunidades, pero falló en la definición. La más clara que tuvo la desperdició increíblemente, cuando en lugar de empujar la pelota al arco, se la dejó por pura generosidad a Messi. Lo reemplazó, correctamente, Enzo Pérez.

- Messi (6): Fue la preocupación principal de los visitantes y debió jugar rodeado de rivales. Igual se las ingenió para apilarlos de tanto en tanto. No llegó con tanta claridad a posiciones de ataque. Pero fue clave para el control de la pelota, durante buena parte del dominio argentino.

- Palacio (7): Fue pura voluntad y entrega. Incansable, intentó devolver la confianza del DT, que lo mandó a la cancha como primera alternativa por Agüero. Respondió con un gol de cabeza, y con una asistencia a Maxi en el tercero. Lo reemplazó Augusto Fernández.

- Lavezzi (5): Desperdició muchas situaciones de gol, como si se hubiera olvidado de ajustar la mira. Lo terminó reemplazando Maxi Rodríguez (6), quien le aportó oxígeno al ataque y terminó coronando con el tercero.

Compartir: 

Twitter
 

Mascherano festeja su gol con Di María y Lavezzi.
Imagen: Julio Martin Mancini
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.