DIALOGOS › ¿POR QUé HARALD ZUR HAUSEN?

La importancia de la vacuna

 Por M. R.

Por haber probado que la mayoría de los cánceres de cuello de útero –o cáncer cervical– son causados por el virus del papiloma humano –HPV, el mismo que causa la mayoría de las verrugas genitales de transmisión sexual–, el virólogo alémán Harald Zur Hausen se hizo acreedor en 2008 al Premio Nobel de Medicina, compartido con los descubridores del virus del sida.

Hoy hay dos vacunas contra el HPV de diferentes laboratorios compitiendo en el mercado. Ambas protegen de los dos serotipos del virus que causan el 80 por ciento de los cánceres cervicales por HPV, aunque ninguna de las dos cubre por completo el 20 por ciento restante, y es difícil saber cuál de las dos es mejor (incluso el propio Zur Hausen no se juega por ninguna cuando se lo preguntan). Ambas vacunas requieren tres dosis para proveer la inmunidad adecuada, y la vacunación se recomienda a todas las chicas antes de iniciar su vida sexual, pero el costo de cada dosis no baja de las tres cifras en dólares y no está cubierto por el calendario de vacunación en la Argentina. En varios países de Europa la vacunación de las mujeres contra HPV se introdujo en los calendarios justamente desde el año pasado, en que el alemán ganó el Nobel, coincidencia que le valió sus críticas a la Academia sueca; lo cierto es que el trabajo de Zur Hausen abrió la puerta al estudio de un campo que hubiera parecido increíble dos décadas atrás: el posible origen viral de eso que la medicina ha dado en llamar cáncer.

El profesor Zur Hausen estuvo en noviembre en la Argentina, donde participó del un simposio del Master Internacional en Ciencias Biomédicas (IBMS) realizado en conjunto entre la Universidad de Friburgo (Alemania) y las facultades de Medicina y de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y fue distinguido con el Diploma de Doctor Honoris Causa por las autoridades de la UBA. “Creo que es extremadamente importante formar a los jóvenes en maneras novedosas de pensamiento y enfoque y que desarrollen sus propias ideas ya sea en áreas biológicas como técnicas”, dijo este virólogo, nacido en Gelsenkircher en 1936.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La importancia de la vacuna
    Por M. R.
 
DIALOGOS
 indice
  • HARALD ZUR HAUSEN, PREMIO NOBEL DE MEDICINA 2008 POR SUS INVESTIGACIONES EN CáNCER
    “Habría que vacunar a los niños varones también”
    Por Marcelo Rodríguez

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.