ECONOMíA › LA MESA DE ENLACE ANALIZARá MAñANA POSIBLES MEDIDAS DE FUERZA

Con la carne al rojo vivo

Los ruralistas están molestos por la intervención oficial en Liniers, pero hay diferencias entre las entidades sobre cuál postura tomar. El Gobierno también juega sus cartas para desactivar la protesta. Otorgó subsidios y prepara anuncios.

 Por Fernando Krakowiak

La Mesa de Enlace se reunirá mañana para analizar la posibilidad de volver a las protestas. Los ruralistas están molestos por la nueva intervención oficial en el Mercado de Liniers, donde el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, hizo circular hace varios días una nueva lista de precios de referencia para ponerles freno a las subas. En Carbap y Sociedad Rural, entidades con predominio de productores ganaderos, los ánimos están caldeados. Sin embargo, Coninagro y Federación Agraria se mantienen más cautelosas y prefieren esperar hasta enero para tomar una decisión. Mientras tanto, el Gobierno también juega sus cartas para tratar de desactivar la protesta. El Ministerio de Agricultura que conduce Julián Domínguez entregó 800 subsidios de cinco mil pesos a ganaderos de Federación Agraria que fueron perjudicados por la sequía y prepara anuncios vinculados con el Plan Ganadero para tratar de incentivar la producción de carne.

El conflicto por el precio del ganado comenzó hace quince días. Entre el viernes 4 y el jueves 10 de diciembre, la cotización promedio del novillo en el Mercado de Liniers pasó de 3,67 a 3,97 pesos (8,1%). En ese momento, Guillermo Moreno mandó algunos inspectores con un listado de precios de referencia. Además bloqueó la exportación de carne congelada, porque la Secretaría de Comercio Interior es el organismo encargado de informar a la Oncca si los frigoríficos están cumpliendo con los acuerdos de precios, condición indispensable para poder embarcar la mercadería.

Finalmente, el viernes pasado, Moreno logró que algunos frigoríficos se comprometan a enviar carne a precios rebajados a los principales hipermercados. De este modo garantizará “una barata” en la semana previa a las Fiestas. Los grandes frigoríficos aceptan las reglas del juego que impone Moreno porque las toneladas que envían a los híper les permite seguir participando del extraordinario negocio exportador, ya que el secretario de Comercio prometió que los ROE comenzarán a agilizarse de a poco en los próximos días.

A los productores, en cambio, las intervenciones de Moreno los complica más porque los frigoríficos aprovechan para “pisarles” el precio cuando las expo están bloqueadas, acumulan carne en las cámaras y cuando la barrera se levanta se benefician con los precios de exportación. Por eso los ganaderos se quejan y amenazan con medidas de fuerza. Su reacción es exagerada porque Moreno no logra bajar el precio de la carne, que se disparó hasta un 25 por ciento, sino sólo garantizar ofertas puntuales en los híper. De hecho, en las carnicerías la carne no bajó. Sin embargo, el cierre de las expo baja las expectativas y le pone techo a una suba que de otro modo sería difícil de frenar en un contexto donde la cantidad de terneros que nacen por año viene cayendo al mismo tiempo que el consumo de carne per cápita sube.

En el Ministerio de Agricultura son conscientes de este problema estructural del mercado. Por eso ayer dejaron trascender a este diario que están elaborando medidas para tratar de incentivar la producción de carne, que darían a conocer en los próximos días. Al mismo tiempo le otorgan concesiones puntuales a Federación Agraria para tratar de debilitar a la Mesa de Enlace.

[email protected]

Compartir: 

Twitter

El ministro Julián Domínguez estuvo el fin de semana con su gabinete, evaluando anuncios para el sector.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.