ECONOMíA › DE VIDO ASEGURO QUE HABRA ENERGIA SUFICIENTE PARA SEGUIR CRECIENDO

No habrá cortes, salvo en las rutas

Al poner en marcha un pozo de extracción de gas en Salta, el ministro de Planificación destacó lo hecho para asegurar el suministro energético. “Si hay piquetes, no puedo resolverlo”, dijo en cambio con respecto a la falta de combustibles.

 Por David Cufré

Desde General Mosconi, Salta

Los problemas de abastecimiento de combustibles seguirán mientras duren los cortes de ruta. “Nosotros ya hemos hecho todo lo necesario para que los sectores del transporte y la gente reciban los volúmenes que necesitan. Ahora, si hay piquetes, no es un tema que yo pueda resolver”, advirtió el ministro de Planificación, Julio De Vido. Lo dijo ayer desde General Mosconi, Salta, adonde encabezó el acto de entrada en producción de un pozo de gas que incorpora 700 mil metros cúbicos diarios a la oferta nacional. El funcionario descargó toda la responsabilidad de los faltantes de gasoil y nafta en los productores rurales y transportistas que bloquean los pasos de los camiones, situación que no tiene remedio desde su área de acción, se cubrió. Pese a la gravedad de esos hechos, De Vido describió un panorama energético para este invierno sin sobresaltos. “No habrá cortes de gas, ni de electricidad”, sentenció, y dijo que existirá oferta suficiente para una economía que sigue creciendo.

De Vido habló con la prensa después de abrir la válvula que puso en marcha un pozo de gas operado por Pluspetrol, del Grupo Techint. Tras negarse a responder un par de veces, el ministro dijo un escueto “no” cuando se le preguntó si tiene previsto reunirse con las entidades ruralistas. En cambio, se explayó al referirse a la situación energética y a la marcha del país. “La economía no se está enfriando (...). No soy economista, pero en mi área todos los indicadores muestran que no sólo no hay caída, sino que crecen mes a mes”, cifras que se ven reflejadas, dijo, en el transporte de la hidrovía y en la generación de electricidad y gas.

En su discurso en la inauguración del pozo, De Vido detalló los proyectos en marcha. “Sumamos 1100 megavatios con las centrales de Campana y Timbúes”, mencionó. El pozo de General Mosconi suma 700 mil metros cúbicos de gas que llegarán a Buenos Aires por el Gasoducto Norte, operado por TGN. En noviembre del año pasado, el mismo consorcio que integran Pluspetrol, YPF, Tecpetrol, Mobil Argentina, Petrobras, CGC y Ledesma había incorporado un pozo que agrega otro millón de metros cúbicos. Eso equivale al 50 por ciento de lo que la Argentina logra hoy importar desde Bolivia, una mínima proporción respecto de un consumo total de 130 a 140 millones de metros cúbicos diarios.

De Vido informó que el Gobierno negocia con su par de Bolivia una readecuación del contrato de importación de gas a la realidad del país vecino. Los 7 millones de metros cúbicos que se suponía que debían llegar este año quedarán como meta recién para 2010. A pesar de eso, insistió en que en el invierno no habrá cortes de energía. Cuando se le mencionó que en las últimas semanas hubo problemas de provisión en Córdoba y en industrias de la provincia de Buenos Aires, el titular de Planificación negó que se haya tratado de cortes, sino que fueron hechos previsibles para quienes tienen contratos de suministro interrumpible. “Una cosa es un uso racional para disponer de distintos esquemas de mantenimiento en algunas plantas industriales en momentos de pico de demanda, cuando se viene la época de frío, y otra es que haya un corte o restricción de suministro como el que hubo el año pasado”, agregó, haciendo referencia a la situación de esas empresas. Fuentes de las empresas que participaron del evento coincidieron en que no habrá cortes a usuarios residenciales, pero fueron más pesimistas respecto de la disponibilidad para la industria. “De a poco se va avanzando, pero estamos lejos de haber resuelto la matriz energética de los próximos diez años”, evaluaron.

En materia de combustibles, que por estas horas escasea y afecta al transporte automotor metropolitano, De Vido remarcó que los problemas son circunstanciales y motivados en los cortes de ruta. “Hemos tomado todas las medidas desde el punto de vista de la refinación y la importación de gasoil y otros combustibles para no tener problemas de abastecimiento”, repitió. Y aseguró que eso incluye la oferta para levantar la cosecha. Sin embargo, no se privó de poner en duda el comportamiento de Shell en cuanto a la importación de gasoil. “Tuvo graves incumplimientos en el pasado y por esa razón fue sancionada. Si detectamos incumplimientos (en el abastecimiento), no vamos a hablar sino que actuaremos administrativamente”, completó, para imponer nuevas sanciones.

Compartir: 

Twitter
 

Julio De Vido, ministro de Planificación, confía en la capacidad de volantear en medio de la escasez.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.