ECONOMíA › SE AGRAVA EL DESABASTECIMIENTO DE COMBUSTIBLES EN LAS PROVINCIAS

Naftas lejos del surtidor

El problema de las rutas intransitables complica la llegada de camiones con combustibles a los mayores centros urbanos y el abastecimiento a localidades en puntos más distantes. Las refinadoras niegan tener responsabilidad.

El desabastecimiento de combustibles se intensificó ayer en varios puntos del país. La falta comienza a complicar actividades productivas, mientras siguen las extensas colas en las estaciones de servicio para cargar gasoil, con cupo máximo por automovilista. El servicio de transporte público también está siendo afectado y las petroleras culpan a los transportistas autoconvocados que cortan las rutas en protesta por la decisión de los productores agropecuarios de no comercializar granos. El ministro de Planificación, Julio De Vido, coincidió ayer en la responsabilidad de los manifestantes y aseguró que el Gobierno tomó todas las medidas para garantizar el normal suministro. El funcionario informó que incluso se importó gasoil, pero consideró que la “cuestión de los piquetes o cortes de ruta no es responsabilidad” del Gobierno.

Las petroleras adujeron ayer “problemas de logística”. El director de Asuntos Públicos de Esso, Tomás Hess, manifestó que la situación “se complicó”, porque siguen “sin sacar producto” y “se agota su capacidad de almacenaje”. Desde YPF señalaron que sus plantas de despacho cuentan con combustibles, pero en la mayoría de ellas el producto no puede salir porque “los accesos están bloqueados por piquetes”. En Shell dijeron que en ocho días recibirán “40 millones de metros cúbicos de gasoil importados para atender la demanda interna”, tras haber solucionado los problemas que registró la firma por falta de acuerdo en los precios del crudo con sus proveedoras.

A los problemas que padecen las refinadoras para el traslado de sus productos se suma el “paro por tiempo indeterminado” que iniciaron ayer los trabajadores enrolados en la Federación Sindical del Petróleo y Gas Privado (FASPyGP), en reclamo de un aumento salarial del 20 por ciento.

Los problemas, en tanto, repercutieron con fuerza en los servicios de autotransporte. A las líneas de colectivos, que el miércoles pasado comunicaron una baja en la frecuencia del servicio, se agregaron los micros de mediana y larga, que ayer reconocieron el impacto de la falta de gasoil. Los problemas del sector se hacen más evidentes en distintas ciudades de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba, Formosa, Catamarca y Santa Fe.

La producción y provisión de alimentos también está siendo resentida por el tema. Los distribuidores mayoristas se quejan porque no reciben mercaderías y no pueden abastecer a sus bocas de venta y los supermercadistas denunciaron inconvenientes en la provisión de lácteos, frutas, verduras y carnes. El presidente de la Cámara de Operadores Mayoristas de Frutas y Hortalizas del Mercado Central, Fabián Zeta, dijo que actualmente se registran demoras en la llegada de camiones con tomates, zapallitos, coliflores, ajíes y cítricos. En lo que concierne a la producción, el gerente de Relaciones y Comunicaciones de SanCor, Sergio Montiel, alertó sobre la situación de la lechería, que “empeora a gran velocidad y se ve complicada” debido a que deben desechar “miles de litros de leche” por día.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.